fbpx

Esta semana dos unicornios tecnológicos salieron a bolsa después de varios meses de expectativa. Estas dos salidas son llamativas ya que ponen a prueba dos escenarios contrapuestos que ha provocado el impacto de la pandemia. Por un lado, está Airbnb que ha sufrido sus consecuencias y que, con la llegada de la posible vacuna, dejará atrás el golpe en sus cuentas. Por otro, DoorDash ha visto impulsada su actividad debido al boom que han experimentado los pedidos de comida.

Si se miran los resultados empresariales de ambas startups se aprecia como Airbnb ha perdido USD 696 millones tras la caída de sus ingresos desde los 3.696 a los 2.518 millones en los nueve primeros meses del año, mientras que Doordash multiplicó por más de dos veces su facturación tras alcanzar los USD 1.900 millones y redujo sus pérdidas de los 667 millones a los USD 149 millones en dicho periodo de tiempo.

Sin embargo, cuando se trata de las Ofertas Públicas Iniciales (OPI) el terreno de la batalla se torna diferente y el apetito inversionista tiene una lógica distinta. Para los inversores que buscan alojamiento para su dinero a largo plazo, la OPI de Airbnb parece mejor opción que la de DoorDash.

Hasta 2019, ambas compañías crecieron exponencialmente. Pero Airbnb financió su expansión en gran medida sin fundir efectivo. El flujo de caja operativo superó la inversión en más de USD 500 millones entre 2011 y finales de 2019. El flujo de caja libre de Airbnb se redujo de más de USD 500 millones en 2018 a unos USD 100 millones en 2019, mientras se expandía en China e incrementaba su gasto en desarrollo. Por su parte, DoorDash ha quemado más efectivo de sus inversionistas apalancando su crecimiento, y pese a su crecimiento en facturación este año, la compañía aun no es rentable.

Airbnb se disparó un 115% en la apertura en su debut comercial este jueves, lo que le dio a la compañía una valoración de mercado de más de USD 100.000 millones. Eso hace que Airbnb sea más valioso que las siete cadenas hoteleras más grandes de Estados Unidos combinadas, incluidas Marriott, Hilton y Hyatt. Marriot International vale USD 41.000 millonesHilton Worldwide vale USD 29.000 millones y Hyatt vale USD 7.000 millones, por citar algunos casos puntuales.

La startup de alojamientos fijó el precio de su OPI en USD 68 por acción, recaudando USD 3.500 millones en ganancias a una valoración de USD 47.000 millones. Eso contrasta con la última ronda de recaudación de fondos de la compañía como empresa privada en abril, cuando recaudó USD 1.000 millones a una valoración de USD 18.000 millones.

Por su lado, en su debut en bolsa, DoorDash, superó las expectativas de Wall Street. Las acciones de la compañía abrieron la sesión con un precio de USD 182, un 90% por encima del precio que fijó la compañía en su oferta pública de venta.

Con ello su capitalización bursátil superó con creces los USD 68.400 millones, incluidas acciones, opciones y otro tipo de valores, muy por encima de las expectativas del mercado. En algunos momentos de la sesión llegó a alcanzar los USD 195,5, aunque finalmente cerró en los USD 189 por acción.

Su debut la convierte en una de las mayores salidas a bolsa del año en Estados Unidos, y vuelve a reafirmar el apetito inversor por las compañías tecnológicas, lo cual posteriormente favoreció la salida al mercado de Airbnb. Cabe resaltar que esta oferta pública inicial elevó el patrimonio neto de Tony Xu, de 36 años, por encima de los USD 3.000 millones. Los cofundadores Andy Fang, de 28 años, y Stanley Tang, de 27, tienen participaciones valoradas en más de USD 2.000 millones.

Goldman Sachs y JP Morgan fueron los colocadores principales de la oferta de acciones de DoorDash en su primer día, mientras que SoftBank es el mayor accionista con aproximadamente un 20% de participación, seguido del fondo Sequoia Capital, que posee el 16%.

En el caso de SoftBank, que está invertida en la compañía a través de su Vision Fund, se convierte en su mayor éxito inversor desde Alibaba. El fondo de USD 100.000 millones en el que participa Arabia Saudí invirtió USD 680 millones en la compañía en cuatro rondas de financiación distintas. Esa inversión ahora vale USD 11.500 millones, casi 17 veces más.

Desde su fundación en 2013, DoorDash ha conectado a más de 390.000 comercios con alrededor de 18 millones de consumidores y un millón de ‘Dashers’, sus repartidores, gracias a su plataforma logística. De hecho, ha sobrepasado la cifra de 900 millones de pedidos completados.

La compañía es líder en Estados Unidos con una cuota de mercado sobre el 50%. Su inmediato perseguidor, Uber Eats, acapara un 26% mientras que Grubhub tiene un 16%. Esta posición ha variado en los últimos tres años ya que DoorDash, anteriormente, solo tenía un 17% y lo ha logrado en detrimento de la tercera, que ha perdido su hegemonía tras ostentar un 39% en enero de 2018.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This