fbpx

La healthtech brasileña Alice ha registrado un crecimiento mensual promedio del 51% desde el lanzamiento de su plataforma en julio de 2020. Actualmente, cuenta con 1.100 miembros y la estimación de la compañía es quintuplicar esta base para fin de año.

Esta ronda de inversión Serie B fue liderada por ThornTree Capital Partners con la participación de Endeavour Catalyst, que se suman a sus actuales financiadores Kaszek Ventures, Maya Capital y Canary.

Además del monto involucrado, llama la atención la rapidez con la que Alice ha ido despertando el apetito de los inversores, entre los que se encuentra también David Vélez del neobanco Nubank. Alice, que ofrece un servicio de salud personalizado a través de tecnología, llegó oficialmente al mercado hace apenas siete meses, en los cuales suma ya USD 47,8 millones recaudados en venture capital.

“Nuestro producto ha sido ampliamente aceptado. Hacer una ronda de inversión ahora, después de tan poco tiempo de lanzamiento y a ese nivel, demuestra que estamos en el camino correcto», indicó André Florence, CEO y cofundador de Alice.

Si la trayectoria de la empresa aún es corta, sus fundadores cuentan con un buen recorrido en el mercado. Su CEO y cofundador André Florence fue CFO de 99, el primer unicornio brasileño que fue vendido a DIDI en 2018 por una cifra no revelada; entre tanto, Matheus Moraes fue CEO en esta misma compañía y Guilherme Azevedo, a su vez, fue uno de los fundadores de Dr. Consult, un Marketplace de salud que a solo dos años de ser lanzada recaudó USD 430 millones.

Con estas credenciales, el trío de emprendedores tecnológicos comenzó a diseñar Alice en marzo de 2019 para lanzarla al mercado 15 meses después, con la mirada puesta en una industria que mueve más de USD 40 billones al año en Brasil y crece, en promedio, 20% anual, según la Agencia Nacional de Salud Complementaria (ANS).

Una oportuna inyección de recursos

Alice ya ha definido cómo aplicará los recursos de la nueva ronda. Un primer frente será la expansión de equipos en las áreas de salud, tecnología y negocios. De la plantilla actual de 130 profesionales, el plan es abrir al menos otras 100 vacantes antes de fin de año.

El aumento de la lista de socios es otra prioridad y la ciudad de São Paulo seguirá siendo el foco de esta expansión. La empresa descarta, en el mediano plazo, llegar a otros lugares, pero ya tiene cobertura nacional para casos de emergencia.

Paralelamente, la idea es reforzar uno de los preceptos del producto, ampliando el abanico de variables en la simulación de contratos, para que las ofertas sean aún más personalizadas.

Aunque aun no ha revelado detalles, Alice también está desarrollando una nueva versión del portafolio para que los planes puedan ser contratados por empresas, que los ofrecerán como beneficio a sus empleados.

Una solución healthtech a la medida

Alice se opone a los planes de salud tradicionales, tanto en el enfoque como en la búsqueda de una oferta menos estandarizada, todo elaborado vía aplicación. El paso inicial implica una consulta de inmersión con lo que la startup denomina el “Equipo de Salud”, compuesto por médicos, enfermeras, nutricionistas y preparadores físicos. Desde ese primer contacto, el equipo elabora un plan de acción acorde con los objetivos de salud de ese usuario.

Este mismo equipo está disponible para “paciente-usuario en cualquier momento, a través de una aplicación que también registra el historial de salud e interacciones del asegurado. El plan elaborado se verifica periódicamente y, si es necesario, se revisa.

“Sabemos si la persona tiene la intención de tener hijos, cuándo, si tiene un problema o si quiere, por ejemplo, prepararse para una maratón”, explicó Florence. “Y la acompañamos en este viaje. La atención se centra en promover la salud de la persona y no en la enfermedad.”

El modelo también ofrece consultas presenciales en Casa Alice, una unidad creada por la startup en el barrio Pinheiros en São Paulo. Y cuenta con una red adicional de médicos de diversas especialidades, además de atención hospitalaria y exámenes en instituciones asociadas.

Actualmente, esta gama incluye el Hospital Alemán Oswaldo Cruz, el Hospital Sabará y el ProMatre Maternidade, todos en São Paulo. Así como la red disponible en el segmento de diagnóstico, que involucra a las unidades de los laboratorios Fleury y A +, ambos del Grupo Fleury.

La tarifa mensual varía según las elecciones realizadas por el usuario. El precio, por ejemplo, de un plan de asegurado a 30 años, la edad promedio de las personas que contratan el producto de Alice, está en el rango de USD 120.

Empujando un mercado en crecimiento

Healthtech cerró 2020 con 53 aportes de fondos de capital riesgo en Brasil, solo por detrás de las fintechs, según el hub de innovación Distrito. Sin embargo, la distancia entre las figuras sigue siendo grande. Mientras que las startups de salud atrajeron USD 106 millones, las nuevas empresas financieras recaudaron USD 1.7 billones.

La proyección para 2021, sin embargo, es que la salud será el destino de los controles cada vez más importantes y Alice parece ser una de las startups que está jalonando la inversión hacia este sector.

Cabe resaltar que en los últimos tres años se ha duplicado en el país carioca la aparición de empresas que solucionan con tecnología necesidades en el sector salud, y se estima que alrededor de 800 startups en esta categoría, impulsadas además por la pandemia.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This