fbpx

Las startups de turismo en línea Expedia y Booking están renaciendo en bolsa ante el anuncio de las vacunas de Pfizer y Moderna la semana anterior. Tras seguir una estrategia distinta para afrontar la pandemia, ahora la europea Booking dice que copiará la estrategia de la estadounidense en enfatizar el modelo de pago por adelantado al huésped, que es la tendencia en el mercado de los alquileres vacacionales.

Para los viajeros que buscan reservar un vuelo o una habitación de hotel, Booking y Expedia se parecen mucho. Sin embargo, a los dos les fue de manera muy diferente cuando la pandemia de coronavirus cerró los viajes, gracias a diferentes estrategias detrás de sus sitios web.

Expedia, que disfruta de una amplia hegemonía en Estados Unidos, tiene un modelo mayoritariamente basado en cobrar al huésped por adelantado, manteniendo el efectivo una media de 50 días, de modo que en los meses de primavera ha visto su tesorería afectada por los reembolsos.

Booking, de su lado, dominadora en Europa, trabaja principalmente cobrando del hotelero cuando el huésped sale del hotel, y no ha sufrido en su tesorería un impacto tan fuerte como el de su rival.

Expedia, respecto al empleo, anunció que quería recortar a 3.000 de sus 25.400 empleados, y busca nuevas herramientas para necesitar a menos trabajadores en la relación con el cliente, mientras Booking dijo en agosto que reduciría en un 25% a su plantilla conformada por 26.400 empleados.

Booking asegura estar desarrollando un nuevo producto para el pago del alquiler vacacional, con más hábito para este método de abono por adelantado, y donde reconoce que por ello su rival Expedia tiene más fuerza, aunque la reta afirmando que pagará antes a los propietarios. La batalla se ubica así en el mercado de alojamiento privado ya que es el que más ha crecido durante los meses de pandemia.

Los ingresos se desplomaron tanto en Booking Holdings Inc. como en Expedia Group Inc. este año. Cada empresa se movió rápidamente para recaudar alrededor de USD 4 mil millones en la primavera para sortear la crisis. Expedia terminó el tercer trimestre con el doble de la deuda con la que comenzó el año, mientras que Booking terminó con un colchón de efectivo mayor.

Con el aumento de casos de Covid-19, algunos países han impuesto nuevas restricciones y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han aconsejado a los estadounidenses que no viajen durante las vacaciones de Acción de Gracias. Pero los ejecutivos de Booking y Expedia dijeron a principios de este mes que habían sobrevivido a lo peor de la pandemia y se sentían optimistas acerca de las noticias de candidatos a vacunas prometedoras. Los gigantes de los viajes tienen amplias reservas de efectivo y no tienen planes de cambiar las estrategias comerciales.

El CEO de Booking, Glenn Fogel, dijo al principio de la pandemia, que comenzaron a buscar modelos financieros para estimar cuánto necesitaban para sobrevivir durante uno o dos años sin ingresos. Booking vendió bonos por valor de USD 4.000 millones en abril.

Aunque los ingresos se desplomaron durante el verano y la compañía tuvo que emitir algunos reembolsos, la mayor parte del efectivo que Booking recaudó en la primavera se sumó a sus reservas. Booking tenía USD 11,2 mil millones en efectivo al 30 de septiembre, alrededor de USD 4 mil millones más que el 31 de marzo.

Expedia, que generó alrededor del 80% de los ingresos que generó Booking en 2019, tenía un colchón de efectivo más pequeño antes de la crisis y quemó gran parte de los fondos recaudados en la primavera. Expedia terminó el tercer trimestre con alrededor de USD 5.1 mil millones en efectivo, aproximadamente lo que tenía en el primer trimestre, pero con más deuda. Mientras que la deuda neta de Booking disminuyó casi a la mitad durante ese tiempo, la deuda neta de Expedia aumentó en un 73%.

Expedia aseguró una inversión de USD 3.2 mil millones de Apollo Global Management y Silver Lake en abril, lo que otorgó a las firmas de capital privado acciones preferentes y un asiento en la junta. En julio, la startup vendió bonos por valor de USD 1.250 millones.

Si bien ofrecen servicios similares y son actores globales, los dos rivales son más fuertes en diferentes geografías, lo que también ha influido en el impacto de la crisis en su negocio.

Booking, que también es propietaria de Priceline y Kayak, es más grande en Europa. A principios del verano, cuando disminuyeron los bloqueos, el negocio de Booking comenzó a recuperarse. Expedia, que también es propietaria de Orbitz y Vrbo, tiene un enfoque más grande en Estados Unidos y recibió un impulso más tarde en el verano cuando los viajes aumentaron en Estados Unidos.

Ambas compañías dijeron que no esperan recaudar más efectivo en el futuro cercano. Los ejecutivos creen que la noticia de las vacunas contra el Covid-19 harán que la gente se entusiasme más con los viajes. Incluso mientras los casos de coronavirus aumentan en todo el mundo, Booking y Expedia están planificando más allá de la pandemia.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This