fbpx

El trabajo colaborativo parece estar en auge en los últimos años. Las tendencias actuales muestran que a los nuevos empresarios y emprendedores disruptivos, les encanta estar en contacto con el ecosistema y generar lazos de comunidad.

Espacios que lleven a crear nuevas conexiones, conocer formas de asociarse con otros emprendedores, participar en actividades que además de entretener, enriquecen, permiten ampliar redes, y transmiten nuevos aprendizajes, en fin, todo un universo de posibilidades que gira en torno al trabajo en coworking.

Las ventajas del coworking parecen claras para las startups y emprendedores, que con esta forma de trabajo, encuentran en estos espacios mayor economía en costos de oficina y un amplio abanico de posibilidades de relacionarse con otras empresas y lograr alianzas estratégicas para su modelo de negocio.

Lo curioso del asunto, es que en la actualidad, ya no son sólo los pequeños y nuevos empresarios los que están viendo en el trabajo colaborativo un valor estratégico para su actividad. Ahora las grandes corporaciones también se han interesado por migrar la operación de sus negocios a los coworking. Empresas como IBM, Microsoft, Spotify, Bacardi Limited, General Motors, Salesforce, Dell y Samsung, entre otros, han optado por migrar parte de su equipo de trabajo a espacios colaborativos.

Pero, ¿qué es lo que hace tan atractivo para las empresas tradicionales este nuevo modelo de trabajo?

Aquí te contamos algunas de las razones que han impulsado a grandes corporaciones a dejarse conquistar por la cultura del coworking:

Un espacio para trabajar enfocado en el bienestar y la innovación: La globalización ha obligado a las grandes empresas a estar en continua transformación, es por eso que cada vez más, el mundo laboral exige entornos flexibles, enfocados en la apertura, el bienestar y la diversidad, espacios que permitan gestionar mejor el tiempo y disfrutar del trabajo. Los coworking son ideales para generar sinergias entre los equipos de trabajo, dejar salir la innovación y el pensamiento creativo y renovar la dinámica de las empresas.

Un espacio de trabajo con todo incluido a más bajo precio: Sin duda alguna esta es una de las razones que más cautiva a los empresarios para optar por un modelo como el de coworking. Olvidarse de los gastos que genera la operación y mantenimiento de una oficina es un gran alivio.

Un espacio para encontrar nuevas oportunidades de negocio: Podríamos pensar que por su estructura robusta y consolidada, las grandes organizaciones no necesitan este tipo de espacios para generar nuevas conexiones de negocios. Por el contrario, lo necesitan y mucho. Las startups se han convertido en los proveedores por excelencia de las grandes empresas, los emprendedores pueden ayudar a las organizaciones no sólo a resolver problemáticas internas, sino también a generar alianzas de valor.

Un espacio para crecer en otras ciudades o países: Un primer paso para instalarse en una nueva plaza, ir creciendo el equipo de trabajo, generar conexiones con empresarios y emprendedores locales, es abrir un centro de trabajo en un coworking. De esta manera se puede pivotear el mercado y relacionarse con los consumidores de la región, obteniendo un mayor relacionamiento, sin entrar en riesgos administrativos y de mantenimiento.

Un espacio para la integración y la colaboración interna: Con el modelo de trabajo colaborativo se elimina en cierta medida la diferenciación tan marcada de jerarquías y se aumenta la cooperación entre los diferentes integrantes en cada departamento de la organización. Esto mejora la comunicación, ayuda a que se cree un ambiente de hermandad, y aumenta la productividad en la compañía.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This