fbpx

Ver lo que los otros no ven, crear, producir nuevas ideas, resolver problemas con facilidad, buscar la perfección, actuar con originalidad, eso es creatividad.

Independientemente del ámbito o de la industria en la que nos movamos, es necesario que la creatividad esté despierta en nuestra mente. Sólo de esta manera garantizamos el surgimiento de nuevas ideas que nos permitan generar un valor agregado a nuestras actividades diarias.

Aunque en ocasiones pareciera que el trabajo en las empresas se encarga de opacar un poco esa creatividad, la rutina, las presiones, la falta de tiempo y la zona de confort, provocan que en las organizaciones sea difícil mirar más allá, y que el pensamiento creativo de sus colaboradores no sedesarrolle en su máximo potencial.

Diversos estudios han comprobado que cuando las organizaciones fomentan el pensamiento creativo en sus colaboradores, se incrementa la productividad y se obtiene un impacto más positivo frente a los clientes.

Aunque creamos que para ser creativo se tiene que haber nacido con la “vena artística”,  esto no es del todo cierto. Todos tenemos una pizca de creatividad en nuestro interior, es cuestión de saber potencializarla.

Aquí te contamos algunos métodos que te pueden servir para estimular la creatividad en tu empresa:

  1. Establece un objetivo claro:

Cuando el objetivo por el que se está trabajando es claro, es más fácil concentrar las ideas y potenciar la creatividad. Si nos enfocamos en una meta en particular y no en asuntos generales, podemos identificar más fácilmente las necesidades de nuestro negocio y poner la mente a trabajar en innovar.

  1. Utiliza herramientas que te ayuden a pensar de un modo distinto:

Capacita a tu equipo para que se atreva a pensar fuera de lo común, utiliza mapas mentales y publicalos en una cartelera en la oficina. Esta es una gran herramienta que permite a los participantes hacer lluvia de ideas.

  1. Permite a tus colaboradores pensar libremente:

Cómo líder de tu equipo abre tu mente a nuevas perspectivas, a veces las ideas más locas pueden resultar siendo las más innovadoras. Permite con humildad que todos los miembros de tu equipo se sientan en la libertad de opinar y proponer, sin miedo a que sus ideas sean menospreciadas o ridiculizadas.

  1. Crea un ambiente que inspire:

El entorno tiene un impacto directo en la forma como los colaboradores experimentan su productividad y creatividad. Una adecuada iluminación, ventilación y temperatura, pueden hacer que tu equipo se sienta más cómodo, fortaleciendo el ambiente laboral. Establecer espacios lúdicos basados en la psicología del color favorece los resultados, así como también propiciar espacios para escuchar música. Por el contrario, el uso de uniformes o un código de vestimenta rígido pueden influir de manera negativa en el pensamiento cuadrado de nuestro equipo.

  1. No seas esclavo del tiempo:

Ante la presión por el tiempo, la creatividad suele esconderse. Dale a tu equipo el tiempo necesario para que piense en las nuevas ideas a proponer, eso sí, tampoco demasiado. El exceso de tiempo puede generar una sobreconfianza en las personas, lo que ocasiona disminución de la productividad. Todo en su justa medida.

Estos consejos, sumados a una excelente disposición y compromiso por parte de todos los integrantes de tu equipo, sin duda alguna ayudarán a mejorar la creatividad en tu empresa.    

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This