fbpx

La firma VC de México, Dila Capital, cerró su cuarto fondo por USD 115 millones para aumentar su portfolio de startups en los sectores fintech, SaaS, edtech, ecommerce, proptech, healthtech y logística. A la fecha, con estos recursos, la firma ha invertido en 11 empresas, entre las que se encuentran Mattilda y la argentina Henry, ambas del sector educativo.

Así mismo, entre sus casos de éxito de las más de 50 empresas en las que ha invertido, se encuentran el unicornio ecuatoriano Kushki; la edtech peruana Crehana, el unicornio mexicano Incode, enfocado en identidad digital; y la mexicana Moons, una healthtech que busca mejorar el acceso a tratamientos de ortodoncia.

Según Alejandro Diez Barroso, cofundador y managing partner de DILA Capital, con esta inyección de fondos, la firma busca invertir con un ticket promedio entre USD 1 millón y USD 4 millones en startups en fase PreSerie A y Serie A.

DILA Capital comenzó a recaudar capital para su cuarto fondo a finales de 2020 y aseguró un compromiso de inversión por parte del BID Lab, brazo de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, como su inversionista ancla. A través del financiamiento de entre 18 y 25 startups de América Latina, esta alianza nació con la intención de promover emprendedores en los sectores de servicios financieros, salud, educación, logística, movilidad y soluciones para pequeñas y medianas empresas.

“La estrategia del fondo está muy enfocada en dar seguimiento a aquellas inversiones del portafolio que tengan un desempeño sobresaliente. Con este monto tendremos la habilidad de invertir fuertemente en varias etapas y acompañar a las compañías en sus diferentes fases de crecimiento”, comentó en un comunicado Eduardo Clavé, managing partner y cofundador de DILA Capital.

DILA Capital fue creada por Eduardo Clavé y su socio Alejandro Díez Barroso en el 2004 con su primera inversión, pero formalizado en el 2011 con su primer fondo. Inició con tickets pequeños y en su DILA III subió el promedio a un rango entre USD 500 y USD 2 millones, con la intención de poder entrar en rondas de inversión con una participación hasta del 10% del emprendimiento.

 

 

Hasta DILA III se había movido principalmente con inversiones en startups de retail, e-commerces, marketplaces, banca de inversión y software, entre otras, donde se centra principalmente la experiencia de sus socios fundadores. No obstante, su alianza con BID Lab lo llevará a ampliar el horizonte sumando otras categorías como edtech y healthtech.

 

 

Así mismo, en el 2021 levantó USD 55 millones con su empresa de “Adquisición con Propósito Especial” (SPAC, por sus siglas en inglés), un instrumento que permite recaudar dinero a través de la salida a bolsa para luego adquirir empresas en operación. La compañía emitió USD 5 millones en 500.000 unidades (que fungen como acciones) a USD 10 cada una. Cada unidad consiste en una acción común y una garantía que autoriza al tenedor a comprar una acción a un precio de USD 11.50 por acción. Esas unidades comenzarán a cotizar en Nasdaq Capital Market con la clave “DILAU”.

De acuerdo con los fundadores de la firma, la primera inversión de DILA Capital, por USD 2 millones, en la empresa de trajes de baño y de playa Alma Mía fue exitosa y les dio muy buenos resultados, logrando en cuatro meses un retorno de 4 veces lo invertido, y fue la precursora de sus éxitos posteriores.

¿QUIÉN ES?

Nuestros Servicios

Alejandro Diez Barroso
Inversionista de Capital Privado
Private Equity, Venture Capital and Angel Investments. Strong passion and background in Entrepreneurship. Specialties: Retail, Consumer Goods, General Management

CONTENIDOS

LO ÚLTIMO DEL ECOSISTEMA

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This