fbpx

La adopción masiva de dispositivos inteligentes ha provocado una nueva ola de trabajo remoto. Se estima que este tipo de acuerdo de trabajo inyectará USD 441 mil millones en la economía global cada año y ahorrará 2.5 millones de toneladas métricas de CO2 para 2029, el equivalente a 1.280 vuelos entre Nueva York y Londres.

Las nuevas tecnologías y la mejora de la experiencia del cliente son impulsores clave para las empresas que invierten en la transformación digital, pero la razón más importante para priorizar este cambio es que les permitirá aprovechar oportunidades de crecimiento completamente nuevas.

Sin embargo, dado que la velocidad de la transformación digital se acelera a un ritmo vertiginoso, máxime en este año de pandemia cuando la dinámica económica ha tenido un sin número de variables, las empresas deben adaptar rápidamente su entorno de trabajo para mantenerse al día.

De otro lado, se debe contemplar que el trabajo flexible o remoto se ve diferente según la industria. Por ejemplo, en el contexto de servicios empresariales como la ingeniería o la fabricación, los empleados que realizan diferentes tareas de forma remota utilizando tecnologías digitales se conocen como trabajadores conectados.

El término no es único para todos, ya que hay muchos tipos diferentes de trabajadores conectados con diferentes roles, como operadores, trabajadores de campo, ingenieros e incluso ejecutivos. Pero independientemente del título de una persona, cada trabajador conectado juega un papel crucial en el logro de la transformación digital, además de los diversos beneficios que trae este tipo de contrataciones para una compañía, como la reducción de los errores humanos, el incremento de la productividad, la reducción de incidentes peligrosos, el ahorro de tiempo y dinero, y el monitoreo 24/7.

Tecnologías para trabajadores conectados

Si bien los trabajadores conectados pueden mejorar el potencial de las industrias, las herramientas que utilizan para lograr estos beneficios son cruciales para su éxito, y aquí es crucial también la aparición de compañías que creen dispositivos y soluciones a la medida de las necesidades.

Un dispositivo conectado tiene la capacidad de conectarse con otros dispositivos y sistemas a través de Internet. El mercado de dispositivos para trabajadores conectados está preparado para un rápido crecimiento durante las próximas dos décadas, alcanzando los USD 4.3 mil millones en el año 2039.

Industrias como el petróleo y el gas, la producción química y la construcción lideran el camino en la adopción de tecnologías para trabajadores conectados, que incluyen: plataformas hardware o software que utilizan inteligencia artificial y datos para permitir a los ingenieros crear aplicaciones a medida y controlar los procesos de fabricación de forma remota; interfaces como la tecnología de los gemelos digitales 3D, la cual permite el intercambio de información entre pares, y crean un reflejo inmersivo de entornos; sensores inteligentes y dispositivos de IoT para monitorear instalaciones y equipos en tiempo real, y además, prevenir incidentes peligrosos; computación en la nube para permitir a los trabajadores comunicarse entre sí y administrar los datos compartidos de manera más eficiente.

Con el tiempo, los dispositivos conectados se vuelven más inteligentes y amplían sus capacidades. Además, los dispositivos como los wearables se están volviendo más discretos que nunca e incluso pueden integrarse en equipos de protección personal para recopilar datos sin ser molestos.

Adicionalmente, con un potencial aparentemente infinito, estos dispositivos tienen la capacidad de brindar soluciones innovadoras a los desafíos actuales en docenas de industrias.

Por ejemplo, en el mantenimiento y gestión de edificios los gerentes de las instalaciones pueden acceder a información en tiempo real y conectarse con los trabajadores de mantenimiento en el sitio para resolver problemas rápidamente. El personal del edificio también puede acceder a la documentación y la ayuda remota a través de tecnologías conectadas.

A medida que las empresas afrontan los desafíos de Covid-19, implementar tecnologías de trabajadores conectados y crear un entorno de trabajo basado en datos puede convertirse rápidamente en una prioridad cada vez más importante.

La transformación digital no solo es importante para aprovechar las nuevas oportunidades de crecimiento para escalar, sino que también puede ser crucial para determinar el futuro de ciertas empresas e industrias.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This