fbpx

Según datos recientes de PitchBook, a nivel global las startups fundadas por mujeres levantaron inversión por USD 6.400 millones en 2021, lo que representa un 83% más que en 2020. De otro lado, según el GEM 2020/2021 Women’s Entrepreneurship Report, el emprendimiento femenino es una forma de inclusión en las economías en desarrollo (marcando como referente América Latina). En los países de ingresos bajos y medios, el 17% de las mujeres son emprendedoras y 35% aspira a tener su propio emprendimiento.

El reporte indica que las áreas donde más emprenden las mujeres son las de servicios demostrando un enfoque centrado en las personas, algo que va muy en línea con el mundo post-COVID y los valores que están en juego en la reconstrucción de su entramado social, económico y ambiental.

Este es el momento de apuntalar el emprendimiento femenino a través de la mentoría y la capacitación en las habilidades que requiere la economía del futuro. Por eso proliferan las plataformas que ofrecen herramientas digitales para ayudar a las mujeres a lanzar sus proyectos, porque el mundo se dio cuenta de que el liderazgo femenino construye un mundo mejor, más inclusivo y más justo. Cuando empecé mi camino de emprendedora, las mujeres no teníamos tantas posibilidades como ahora. Pero nos las ganamos, por nuestra manera de hacer negocios, que es literalmente inclusiva porque aspira a mejorar también la vida de los otros”, expresó Silvina Moschini, fundadora y presidenta de TransparentBusiness, CEO de SheWorks! y partner de LA7EM.

Cabe destacar que América Latina se ha convertido recientemente en un referente del emprendimiento femenino a nivel global. Según un estudio realizado en 50 países por la Global Entrepreneurship Research Association, la región tiene la más alta proporción de mujeres que se animan a emprender su propio negocio. Además, las mujeres emprendedoras representan aproximadamente una de cada tres empresas orientadas al crecimiento activas en el mundo de hoy.

De acuerdo con el informe, la crisis económica mundial generada por la pandemia motivó el surgimiento de una ola de emprendedoras que salieron al mundo de los negocios a abrirse camino y que se presentan como el motor de la reactivación económica. El documento detalla que, a nivel mundial, el 30,2% de las mujeres emprendedoras encuestadas esperaba contratar a seis o más empleados en los próximos cinco años.

 

 

Adicionalmente, la tasa de propiedad empresarial establecida (definida por GEM como poseer y administrar una empresa en funcionamiento que haya pagado sueldos, salarios o cualquier otro pago a los propietarios durante más de 42 meses) para las mujeres es del 5,6%, lo que representa uno de cada tres propietarios de empresas establecidas a nivel mundial.

No obstante, todavía hay bastantes desafíos por resolver en el tema de levantamiento de inversión para empresas emergentes dirigidas por mujeres y la brecha de género aun es grande. Según una investigación que la consultora global Gender Smart hizo sobre la región el año pasado, existen USD 93.000 millones en esa brecha de acceso al financiamiento para los emprendimientos de las mujeres.

Esto quiere decir que mientras un proyecto hecho por una mujer levanta unos USD 500.000, el de un hombre logra levantar hasta USD 12 millones. Además de esto, el reporte dejó claro que el 73% de los emprendimientos femeninos que han cerrado se debe a la falta de financiamientos.

“Las consideraciones culturales y la cultura machista juegan un rol significativo entre las emprendedoras latinas, ya que el matrimonio es relevante al momento de asegurar estabilidad económica. La baja autoestima resultante contribuye a las barreras que se enfrentan las emprendedoras”, señaló el estudio de Gender Smart.

 

Liderazgo femenino en el mundo corporativo

 

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que realizó un sondeo a 13.000 negocios en 70 países en 2021, las empresas obtienen mayores rendimientos cuando emplean a mujeres en puestos directivos, y el 60 % se beneficia, además, en términos de creatividad y reputación.

 

 

Estas cifras son reforzadas por los estudios de Women in the workplace 2021 de McKinsey & Company y por Aequales. El primero afirma que las organizaciones que cuentan con equipos de trabajo diversos e incluyentes, tienen 50% o más posibilidades de tener ganancias por encima del promedio, en relación a otras compañías similares. El segundo, señala que a mayor participación de mujeres en los puestos de dirección incrementa entre 8 y 13 puntos básicos el Retorno Sobre los Activos (ROA). Incluso, 30% de los cargos directivos ocupados por mujeres, podría implicar una mejoría en el ROA de un 24,6%.

En esta línea, Laura Tabares, directora ejecutiva de Intuic, organización que se dedica a la consultoría enfocada en promover la equidad de género en organizaciones de todo el mundo, destacó que el 78% de las empresas medianas en América Latina ya están trabajando con el foco puesto en lograr paridad de género. En esta línea están creando una cultura inclusiva (34%), asegurando el acceso equitativo a oportunidades de desarrollo (34%), y permitiendo el trabajo flexible (31%), entre otras acciones.

No obstante, todavía hay desafíos, ya que aunque hoy la participación de las mujeres en roles de liderazgo empresarial de Latinoamérica llega a un 30%, el 67% de las empresas de la región todavía no tienen planes de equidad dentro de su estrategia de negocio.

 

“La crisis del Covid-19 hizo visible lo invisible y los roles del hogar se volvieron más equitativos con el confinamiento y el home office. Esto permitió que las empresas descubrieran beneficios que en otras condiciones hubieran sido imposible de ver o se hubieran tardado mucho más, lo que llevó a un cambio de chip. Antes de la pandemia, la proyección de equidad de género en las organizaciones estaba en 200 años, hoy ese tiempo se acortó significativamente. Además, está probado que el liderazgo femenino impacta positivamente de manera positiva las finanzas de las empresas”, concluyó la directora ejecutiva de Intuic.

¿QUIÉN ES?

Nuestros Servicios

PitchBook Data
PitchBook is the leading financial data provider that covers the global VC, PE and public markets
Founded in 2007 and acquired by Morningstar in 2016, PitchBook provides comprehensive data on the private and public markets to help business professionals discover and execute top opportunities. PitchBook’s data and analysis is available through our award-winning software, the PitchBook Platform, as well as our suite of integrated tools, industry news and in-depth reports. An independent subsidiary of Morningstar, PitchBook currently has offices in Seattle, San Francisco, New York, Hong Kong, London, Ukraine, and Mumbai.

CONTENIDOS

LO ÚLTIMO DEL ECOSISTEMA

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This