fbpx

La evolución y los avances tecnológicos y científicos cada vez más acercan a la humanidad a alcanzar propósitos y ambiciones que en tiempos pasados hubiéramos concebido como inimaginables. Desde sus comienzos, el hombre siempre ha procurado por alcanzar lo inalcanzable, y en esa búsqueda de lo imposible es que se han creado los inventos que han revolucionado la manera como hoy concebimos al mundo.

La necesidad por explorar nuevos entornos, volar, sumergirse en las profundidades, y descubrir todo el universo infinito que habita en el planeta, han motivado a las mentes mas inquietas y brillantes a desarrollar soluciones innovadoras que permitan al hombre seguir explorando todo un mundo de posibilidades.

Un claro ejemplo de eso es “Exolung”, la empresa austriaca que está revolucionando el mundo del buceo con su prototipo que, por un módico precio, permite respirar bajo el agua por un lapso de tiempo indefinido en aguas pocas profundas.

La empresa, dirigida por el ingeniero veterano de Porsche, Jörg Tragatschnig, aún tiene el prototipo en su última fase de desarrollo, y aunque este todavía no ha salido a las ventas, ya ha alcanzado una gran popularidad entre los amantes de este deporte, ya sean profesionales o amateur, todos están hablando de él. Pero…

Qué es Exolung

Exolung es un dispositivo de respiración subacuática que funciona como un pulmón artificial, y ha sido diseñado para proporcionar a los buceadores un suministro de aire ilimitado.

Esto resulta posible debido a que el pulmón artificial trabaja con los movimientos del buzo y los convierte en aire, de esta manera se mantiene el flujo de aire ininterrumpidamente mientras el buzo nada.

El dispositivo utiliza una boya flotante que permanece en todo momento en la superficie para proporcionar aire a los buceadores. A través de una manguera de 5 metros de longitud se conecta la boya con el pulmón artificial que los buzos llevarán sujeto a la parte delantera del torso. Dentro del cuerpo del pulmón artificial, el cual es rígido, hay una cámara de aire plegable, sujeta a las piernas del buzo mediante un sistema de correas ajustables.

Cómo funciona Exolung

 Este prototipo debe ser solamente utilizado para bucear a baja profundidad. Para el correcto funcionamiento del dispositivo es fundamental la participación activa del buzo, pues este se convierte en su principal fuente de energía. Mientras el buzo está nadando, al extender las piernas, el aire fresco desciende de la superficie por el tubo y se queda alojado en el pulmón artificial. Cuando se retraen las piernas, el aire se libera para que el buzo lo pueda inhalar. De esta manera se crea un suministro de aire interminable siempre que el buzo no deje de nadar.

El Exolung es bastante fácil de mantener y no implica costos adicionales de recarga como sucede con los sistemas tradicionales de buceo basados en tanques de oxígeno. Otra diferencia bastante significativa frente a los sistemas tradicionales, es que el Exolung resulta bastante liviano y compacto, por lo que su transporte y almacenamiento es más práctico, flexible y funcional.

De acuerdo a sus desarrolladores: “Exolung es un enfoque nuevo y único para el buceo en aguas poco profundas con fines recreativos y de utilidad. También es agradable de usar en la piscina para entrenar, así como en gimnasia o yoga subacuáticos

Se tiene previsto que el dispositivo se fabrique y se venda en dos versiones, una versión básica que de acuerdo a sus creadores podría salir al mercado en un valor aproximado de unos 350 dólares, y una versión profesional, con una manguera de 7 metros de longitud, que se vendería por un precio máximo aproximado de unos 600 dólares.

 

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This