fbpx

Bajo un concepto de Challenger Banking, el neobanco mexicano, Fondeadora, obtuvo USD 14 millones en el cierre de su Serie A, liderada por Portag3, sumándose a Gradient Ventures de Google que había aportado ya USD 14 millones en la apertura de la ronda en agosto pasado. En la ronda también participaron Gokul Rajaram y Anatol von Hahn como ángel investors, al lado de Y Combinator, Scott Belsky, Sound Ventures, Fintech Collective e Ignia.

Creada en 2018 por Norman Müller y René Serrano, Fondeadora cuenta con más de 150.000 usuarios en México y no opera ninguna sucursal para su servicio bancario. Cuando la persona crea una cuenta, recibe una tarjeta de débito Mastercard unos días después. No hay tarifa de suscripción mensual ni tarifa de transacción extranjera. Al igual que otros Challenger Banking, su saldo se actualiza instantáneamente. Puede optar por recibir notificaciones automáticas para las transacciones. También puede bloquear y desbloquear su tarjeta desde la aplicación.

Más recientemente, la compañía lanzó una tarjeta sin información personal ni números de tarjeta, un poco como la tarjeta Apple en los Estados Unidos. En la parte posterior de la tarjeta, puede encontrar un código QR. De esta manera, escanean el código y recibe el dinero unos segundos después.

Los cofundadores expresaron, que aunque en un principio querían enfocarse en los jóvenes, pronto se dieron cuenta que sin importar la edad de los usuarios, todos necesitan de atención personalizada y de calidad.

“A veces pensamos que los productos de tecnología son solo para millennials, pero todas las apps nos mejoran la vida a todos. En México las personas de bajos recursos están condenadas al uso del efectivo y les da miedo usar la banca tradicional pues consideran que se ha abusado de ellos. El efectivo es lo más ineficiente: es caro, es inseguro. La gente en su mayoría le da miedo todo lo que tiene que ver con la banca tradicional porque ha extraído mucho valor de ese sector”, aseveró Norman Müller, cofundador de Fondeadora.

El directivo agregó que en México el 50% de los adultos no ha pagado productos o servicios con algo distinto al efectivo y aseguró que de sus 150.000 usuarios activos en México todos hacen más de una transacción al mes, por lo cual la fintech espera que en los siguientes meses lleguen a medio millón de usuarios y USD 1 millón transaccionados al mes.

El mundo de Fondeadora

Una vez se descarga la app Fondeadora en un teléfono móvil, solicitas una tarjeta que te llega hasta el domicilio del usuario y se activa recargándola en cualquiera de los 20.000 puntos de venta como farmacias o tiendas de autoservicio. El usuario podrá hacer las mismas transacciones que con una tarjeta de débito: transferencias, pagos en tiendas, e incluso, las tarjetas no tienen números con lo que evitarán el robo de información de los clientes.

Para retirar efectivo de la tarjeta, el usuario podrá hacerlo desde cualquier banco aunque de momento tiene un costo aproximado de un dólar, para lo cual tienen convenio en algunos supermercados de Walmart donde no cuesta nada retirar dinero.

La empresa trabaja para que en los siguientes meses se puedan hacer transacciones con los cobros digitales (CoDi) añadiendo este código a la tarjeta de débito. Por el momento, no están enfocados en el otorgamiento de crédito, ya que quieren consolidarse en el débito.

Un poco de historia sobre Fondeadora

Hace 10 años Norman Müller y René Serrano eran responsables del diseño de la plataforma de crowdfunding Fondeadora. En 2016, la operación fue comprada por Kickstarter y el formato de recaudación y distribución de dinero se convirtió en Donadora. Pero ellos se quedaron con la marca Fondeadora para lanzar en 2018 uno de los primeros Challenger Banks (bancos digitales que ‘retan’ a la banca tradicional) de México.

«Saber de diseño nos ayuda a enfocarnos en respetar el tiempo de los clientes, en operaciones sencillas y rápidas, a que funcione siempre y que sea simple para todos», afirmó René Serrano, cofundador de Fondeadora. Eso los ha convertido en una de las plataformas fintech mejor calificadas del mercado local en usabilidad. Pero, a pesar del perfil que adquirió Fondeadora en realidad la mayoría de sus 150 mil clientes tienen entre 30 y 40 años, son sofisticados financieramente e incluso bancarizados, pero disconformes con los costos y mala atención de los servicios digitales de sus bancos.

Además, la pandemia, que amenazó con postergar su ronda financiera, terminó ayudándolos a crecer 50% en los últimos meses obligándolos a aumentar sus proyecciones. Los USD 14 millones que recaudaron servirán para crecer en un año el número de clientes hasta los 500.000. “La oportunidad en México para este sector es enorme, tanto que Google volteó por primera vez a invertir y será un imán para más de capital de riesgo en el futuro”, concluyó Serrano.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This