fbpx

La startup de infraestructura de pagos, Geopagos, con sede en Buenos Aires (Argentina), recaudó USD 35 millones en una ronda liderada por Riverwood Capital con la participación de Endeavor Catalyst. Entre sus clientes se incluyen grandes instituciones financieras como Banco Santander, BBVA, Itaú Fiserv, BAC Credomatic, Niubiz y el Banco Estado de Chile, además de fintechs, minoristas y empresas de software.

Fundada en 2013, Geopagos comenzó como un proveedor de software de infraestructura de marca blanca, cuyo objetivo era capacitar a las empresas para que inicien servicios financieros. Hoy está presente en 15 países de América Latina y facilita más de 150 millones de transacciones con una facturación anual de USD 5.000 millones, de acuerdo con cifras de la compañía.

La fintech planea usar su nuevo financiamiento para continuar construyendo su infraestructura tecnológica y expandirse a otros países de la región, como Brasil, donde se lanzó recientemente. Tiene la misión de triplicar la cantidad de transacciones comerciales que ayuda a facilitar para 2024.

“En este entorno cambiante, los comerciantes ahora pueden aumentar significativamente su capacidad de aceptar pagos, ya que se reducen los costos del sistema y tienen acceso a nuevos y mejores productos, todo lo cual genera una mayor inclusión financiera. En América Latina, todos los mercados se están moviendo hacia un modelo de adquisición más abierto, pero cada país individual se encuentra en diferentes niveles de adopción. Continuamos viendo progreso en esta área con aquellos que adoptan el modelo de adquisición abierta creando un entorno mejor y más accesible para comerciantes y compradores por igual”, explicó Sebastián Núñez Castro, CEO y cofundador de Geopagos.

El directivo agregó que además de su oferta de marca blanca, Geopagos también ofrece su propio conjunto de API abiertas para que los clientes puedan crear y administrar su propia experiencia de usuario si así lo prefieren. La compañía también tiene varias ofertas de software, incluido Tap to Phone, que, según Núñez Castro, “está viendo un gran interés a nivel regional”.

Geopagos promete ayudar a las empresas que buscan crear y/o expandir un negocio de aceptación de pagos con un “tiempo de comercialización sin igual” e integrar todas las funciones con un enfoque de etiqueta blanca, desde la aceptación de todos los métodos de pago hasta la visualización. Todas las transacciones independientemente del método de pago utilizado para cobrar.

 

 

En resumen, Geopagos está bien posicionado para servir como un habilitador de software que puede reestructurar a los titulares como los grandes bancos y habilitar nuevas empresas como fintechs.

No hay duda de que América Latina es un mercado de tarjetas grande y arraigado, estimado en un 28% y un 63% en los Estados Unidos. Esto crea una gran oportunidad para los proveedores de infraestructura de pagos como Geopagos.

La pandemia aceleró el uso de soluciones de pago digital a nivel mundial, especialmente en América Latina. Además, el concepto de tener un mercado con más de un comprador en general ha abierto la oportunidad para que surjan nuevos actores en el ecosistema financiero, creando una mayor competencia y, en última instancia, conduciendo a soluciones mejores y más innovadoras.

 

Fernando Tauscher, Raúl Oyarzun, Julián Lisenberg y Sebastián Núñez Castro, cofundadores Geopagos

 

El concepto de Geopagos en realidad nació en 2012 en la Quinta Avenida de Manhattan, cuando uno de los fundadores entró en una Apple Store y descubrió que podía pagar sus compras con su tarjeta con un pequeño dispositivo. Regresó a Argentina y le explicó sus pensamientos a algunos de sus colegas, quienes también fueron mentores y cofundadores. Al año siguiente, decidieron crear la empresa. A la fecha, Geopagos asegura que es un negocio rentable con ingresos consolidados al 75% CAGR o tasa de crecimiento anual compuesta en los últimos tres años.

Antes de cofundar Geopagos, Núñez Castro pasó más de 14 años como Gerente General de Amex GNS, división LATAM, incluida la dirección del negocio de tarjetas en nuevos mercados en América Latina.

 

 

Por su parte, Francisco Alvarez DeMalde, fundador y managing partner de Riverwood Capital, firma que lideró la inversión, señaló que su firma se ha centrado en las empresas de infraestructura fintech durante años por detrás de las tendencias de adopción de tecnología que ve en fintech a nivel mundial.

“Durante los últimos 14 años en América Latina como inversionistas de crecimiento global e inversionistas activos en tecnología, hemos participado y evaluado docenas de oportunidades en este espacio. Este tema de inversión de ‘acceso como servicio’ o ‘acceso integrado’ es un área disruptiva de rápido crecimiento, y el equipo, la plataforma, el modelo comercial y la escala regional de Geopagos fueron únicos en comparación con los competidores más pequeños”, apuntó el inversor.

¿QUIÉN ES?

Nuestros Servicios

Sebastián Núñez Castro
Cofundador y CEO de Geopagos
Emprendedor y ejecutivo con más de 25 años de experiencia en el sector financiero, la industria de pagos y el mundo Fintech. Pensador estratégico, espíritu innovador, con un fuerte enfoque en la entrega de resultados. Experiencia comprobada en la gestión y formación de equipos de alto rendimiento.

CONTENIDOS

LO ÚLTIMO DEL ECOSISTEMA

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This