fbpx

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), 820 millones de personas padecen hambre en el mundo, por lo cual la ONU incluyó dentro de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030 erradicar el hambre y la inseguridad alimentaria. Se estima además que la demanda por alimentos para el 2050 se incrementará en un 70%.

Para luchar contra esta problemática mundial, la compañía Forward Thinking Achitecture, basada en Barcelona – España, diseñó unas islas solares flotantes que pueden producir hasta 20 toneladas de alimentos por día, cuyas pruebas piloto iniciarán el próximo semestre.

Se trata de un conjunto de estructuras emplazados sobre el agua que almacenan energía solar y filtran el agua para que en ella puedan cultivarse vegetales de forma eficiente y en grandes cantidades. Básicamente, son islas diseñadas para flotar y mantener una población de cultivos autosustentables

Además, están especialmente ideadas para poder construirse en zonas de difícil acceso y en las que faltan alimentos. La idea es que los cultivos puedan desarrollarse en el lugar y comercializarse en forma local, ahorrando costos.

Cada módulo mide 200 × 350 metros y se estima puede producir 8.152 toneladas de hortalizas y 1.703 toneladas de pescado al año.

Una de las mayores ventajas de este proyecto, cuyo costo se calcula en USD 9,1 billones, es que las islas pueden construirse en cualquier parte del mundo y dar frutos aún en zonas no aptas para la agricultura.

También podrían ser una fuente de trabajo para poblaciones locales, ya que se necesita de muchas personas para manipular el sistema de huerta flotante, para cosechar tantos alimentos al día y para volver a cultivar.

Esta compañía también es responsable de Oaxis, un sistema para cultivar en zonas desérticas aprovechando solo la luz solar y que ya es usado en varias zonas de los Emiratos Árabes. Cabe anotar que el modelo de Oaxis fue replicado por Patricia Altuve, una adolescente de la Guajira en Colombia, con el cual se hizo merecedora el año pasado del Premio Zayed a la sostenibilidad y aportó una solución de auto abastecimiento alimentario para esta zona vulnerable del país sin necesidad de utilizar recursos hídricos, bastante escazos en la región.

Proyectos recientes de Forward Thinking Architecture

Actualmente este estudio de arquitectura español contempla diseñar un proyecto revolucionario para ayudar en la crisis hospitalaria por la que pasa el país ibérico.

El proyecto I-COVID PMMT HOSPITAL SYSTEM sería una nueva tipología hospitalaria desarrollada para contingencias especiales y que permite apoyar a la red sanitaria existente, ya que centraliza toda la operación durante épocas de crisis como la del Covid-19. Es un modelo de rápida construcción: este edificio de 256 camas puede adaptarse a cualquier realidad local en 2 semanas y construirse en aproximadamente 4 meses.

Su organización interna y equipamiento están pensados para acompañar y adaptarse a la curva de contagios, asumiendo sus picos y bajadas con máxima agilidad y garantizando en todo momento que las circulaciones de médicos y pacientes se hagan en condiciones de seguridad. En momentos de tregua, puede destinarse a otros usos compatibles y necesarios como centro de formación, unidad de hospitalización, laboratorio, hospital de día, centro de investigación o unidad de rehabilitación.

En tan solo 48 horas se podría recuperar su uso original como UCI, ya que esta infraestructura contaría con un centro de logística preparado para guardar equipamiento móvil.

No obstante, el estudio no ha dado muchos detalles sobre este proyecto, ya que se encuentra en fase de planeación.

Qué es Forward Thinking Architecture

PMMT, la empresa propietaria del estudio, nació en 2001 y se enfoca en el desarrollo de innovaciones arquitectónicas para la salud, desarrollo de infraestructura sustentable y edificios accesibles. En 2018 fue reconocida por sus proyectos de alto impacto ambiental en África y en los Emiratos Árabes, y ha crecido sostenidamente en un 20% en los últimos tres años con una facturación anual cercana a los EUR 3.000 millones.

Cabe anotar que la compañía dedica un 25% de sus ingresos al componente de innovación, lo cual dio como resultado un spin off dentro de la misma organización denominado Friendly Materials, un modelo de evaluación de edificaciones que permite medir qué tan salubles son las estructuras, y se enfoca en brindar soluciones de salud ocupacional para grandes empresas de cualquier sector.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This