fbpx

Ignacio Tovar viene del mundo digital. Iberia, la aerolínea española, ya tiene 90 años de existencia, pero en su interior ha hecho carrera la expresión «90 años de juventud», y la forma decidida como esta aerolínea está abordando las innovaciones y oportunidades que la tecnología ofrece a su negocio, dan cuenta de esto.

 

Por eso, Ignacio lidera procesos de innovación y acelera startups para Iberia, y hace parte de Hangar 51, un programa que reúne a varias aerolíneas para aprovechar las ventajas de la cuarta revolución industrial, a la vez que se atiende de forma segmentada a viajeros de generaciones digitales y no digitales. Las aerolíneas que integran Hangar 51 se reúnen como International Airlines Group (IAG), y ha lanzado varias ediciones de su programa global de innovación. En él colaboran Iberia, Vueling e IAG Cargo. En detalle, como se explica en la literatura sobre Hangar 51, «va más allá de las aceleradoras tradicionales, ya que las start-ups elegidas se integrarán al corazón del negocio trabajando estrechamente con un equipo internacional de mentores y expertos de todo el Grupo.

 

Hangar 51 ha recibido más de 1.200 solicitudes de todo el mundo desde su lanzamiento en 2016.» Este programa tiene una duración de 10 semanas y apoya a start-ups con una amplia gama de tecnologías, lo que les permite desarrollar y probar sus productos a nivel global. Al final de este periodo, las start-ups muestran sus logros en el evento final, llamado Demo Day, ante el equipo directivo del Grupo e inversores. Esto les da la oportunidad de recibir financiación del fondo multimillonario de inversión digital de IAG para ampliar sus negocios. Hasta 2019, el Grupo ha invertido en cinco compañías. Ignacio resume toda esta iniciativa al explicar que Iberia innova bajo el aparentemente simple, pero realmente muy lleno de detalles, modelo de “innovación abierta”.

 

Reunir las ideas, proyectos y aplicaciones de diversas startups que puedan servir para que esta aerolínea agilice procesos de reserva de tiquetes, acomodación de equipajes, oferta de servicios en tierra y a bordo, integración con lo servicios aeroportuarios -que dependen de las administraciones de los aeropuertos y no de las aerolíneas, como la mayor parte de la seguridad, por ejemplo- el mantenimiento de aeronaves, la modernización de flotas, etc, es un trabajo ambicioso, pero imprescindible y fascinante.

 

Después de todo, volar es una de esas cosas que por siglos se pensó que era imposible, pero varias mentes innovadoras lo lograron. Ahora se trata de incrementar exponencialmente las posibilidades de volar más ágil, segura y confortablemente, y para eso Iberia e IAG amplían las innovaciones actuales, dando alas a las startups.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This