fbpx

Recientemente, Colombia consolidó un incremento hasta del 200% en fondos provenientes de la industria fintech, con USD 1.6 billones en ingresos reportados a la Superintendencia de Sociedades desde este sector. Por su parte, el superintendente Financiero, Jorge Castaño manifestó recientemente que se está trabajando para poder adaptar «la regulación y la supervisión a las industrias fintech bajo criterios de licenciamiento».

Castaño expresó que en términos de ingreso Colombia ocupa una posición destacada en materia de emprendimientos, iniciativa e innovación en la industria fintech y además hay un acompañamiento de las autoridades. «Junto con México y Brasil, Colombia ha logrado un gran avance y reconocimiento aunque todavía hay un camino por recorrer», dijo el funcionario. Y señaló que el índice de adopción fintech en Colombia se destaca en el mundo con 76%, superior a países como Singapur que tiene 67% y Reino Unido con 71% y es el más alto de América Latina, seguido en la región por Argentina con el 67%.

El jefe del organismo de vigilancia y control de la industria financiera colombiana anotó que todos estos desarrollos deben tener al consumidor en la mitad del modelo y que además permitan aumentar la inclusión financiera.

Castaño dijo que la fortaleza e innovación de ese sector no es una amenaza para el sistema financiero sino una fortaleza que permitirá llegar a todas las regiones y además «es positivo por la disrupción tecnológica que obligará a movernos hacia allá», aseveró.

Igualmente consideró que Colombia debe trabajar en el «acceso a los datos abiertos» (open banking) para democratizar la industria y el desarrollo de pagos rápidos, eficientes y baratos, que al final llevará al país hacia una mayor inclusión financiera.

Finalmente, el director de la Superfinanciera, recordó que a partir del primer trimestre del 2021 se comenzará a hacer una prueba piloto en «la Arenera (sandbox)» de la entidad con firmas financieras y sociedades especializadas en transar criptoactivos para una eventual autorización de su uso.

Cabe aclarar que no toda la industria es supervisada por la Superfinanciera, pues ella supervisa a las entidades que hacen captación de recursos y colocación de créditos como los neobancos (bancos digitales) las Sedpe (Sociedades financieras especializadas en depósitos y pagos), las de crowdfunding (financiación colaborativa), mientras que las que solo ofrecen créditos seguirán bajo la vigilancia de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

El Covid-19 como disparador del sector

De acuerdo a información reportada por el gremio Colombia Fintech, el país es considerado actualmente uno de los jugadores más fuertes en el sector fintech de la región, con al menos 168 empresas enfocadas en proveer soluciones a servicios financieros. Adicionalmente, la agremiación indica que las iniciativas fintech han recibido hasta USD 1.000 millones de inversión, un 30% de este monto, recibido durante la pandemia.

“Al agrupar estas empresas de tecnología financiera pertenecientes a la asociación, se muestra el dinamismo de todas nuestras compañías. Como, incluso en medio de la crisis siguen creciendo. Las Fintech han sido útiles y oportunas en la dispersión de apoyos financieros, ofreciendo la posibilidad más efectiva para canalizar ayudas a través de depósitos electrónicos, cuya apertura es ágil y simple desde celulares”, señaló Andrés Albán, presidente de la junta directiva de Colombia Fintech.

De igual manera, la agencia gubernamental de emprendimiento de alto impacto, iNNpulsa, indicó que el sector actualmente provee hasta 7 mil puestos de trabajo en el país. De acuerdo a Ignacio Gaitán, gerente de iNNpulsa, hasta 76% de los colombianos usa algún tipo de servicio financiero, ubicando al país por encima del promedio mundial.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This