fbpx

Jüsto, el supermercado online de origen mexicano, recaudó su tercera ronda de capital en menos de 12 meses y suma una financiación total de USD 100 millones desde su inicio de operaciones hace 18 meses. General Atlantic lideró esta última ronda de inversión y se le unieron los inversionistas existentes Foundation Capital y Mountain Nazca.

«No estábamos buscando activamente una ronda y estábamos trabajando en las relaciones con los fondos que admirábamos, que es como comenzamos a hablar con General Atlantic. Solo llevamos 18 meses de operaciones, pero creemos que General Atlantic será un socio clave para nosotros a medida que expandimos Jüsto en México y América Latina», explicó Ricardo Weder, CEO y cofundador de Jüsto, quien además es el exCEO global de Cabify.

Jüsto opera como un supermercado 100% en línea y bajo su modo de operación ofrece opciones de entrega que van desde el pedido urgente, entrega el mismo día y al día siguiente, con lo cual competiría en la región con otras startups como Rappi, Merqueo, Mercadoni o Cornershop, la cual ha crecido con fuerza en Chile.

La startup se ha posicionado en México con la venta de marcas locales e internacionales que incluyen productos frescos, productos secos, higiene personal y cuidado, artículos para el hogar y de limpieza, bebidas, alimentos orgánicos y suministros para mascotas, entre otras categorías.

De este modo, la empresa se ha consolidado en Ciudad de México como un modelo de ‘dark store’, es decir, como un centro de distribución exclusivamente para tiendas en línea. Así, los clientes se atienden vía e-commerce y se ahorra en eficiencia y menos recursos físicos para su atención, pero se gana en velocidad para ofrecer productos más frescos.

Según la compañía, el ecosistema de comestibles existente en América Latina representa una oportunidad de USD 325 billones. Antes de la pandemia, la adopción de tiendas de comestibles en línea era del 1% en un mercado competitivo lleno de grandes jugadores. El CEO de Jüsto señaló que la pandemia permitió a la compañía crecer rápidamente, obteniendo 16 veces sus ingresos en 2020 en comparación con 2019.

“Nuestra visión es transformar la industria utilizando tecnología, datos y prácticas justas para que sea más ágil e inclusiva. Jüsto fue el primer tendero online y el primero en no utilizar bolsas de plástico. Queremos ayudar a los usuarios a tomar mejores decisiones para que puedan ahorrar dinero y tener alternativas. Estoy realmente orgulloso de lo que hemos realizado frente a una industria tan compleja”, manifestó Weder.

Por su parte, Luis Cervantes, managing partner de General Atlantic, fondo que lideró la ronda Serie A, señaló que México se encuentra en un punto de inflexión en su transición a una economía digital, y ven que Jüsto lidera el camino en el espacio de comestibles en línea de alto crecimiento con su enfoque centrado en la tecnología e impulsado por su misión. «Bajo el liderazgo de Ricardo, creemos que Jüsto está posicionado para una expansión significativa, ya que interrumpe y transforma la cadena de valor heredada de los supermercados», concluyó Cervantes.

El camino de financiación de Jüsto

La financiación de Justo ha sido exponencial y ha superado los montos de otros gigantes del delivery de América Latina en un período de tiempo muy corto. En noviembre de 2019 recibió sus primeros fondos externos en una ronda semilla por USD 10 millones patrocinada por Mountain Nascar y Foundation Capital. Este último ya había participado en la financiación de Rappi.

En julio de 2020 recibió otros USD 12 millones en otra ronda semilla liderada por Foundation Capital. Un mes después captó USD 5 millones en otra financiación semilla donde participaron Bimbo Ventures, Sweet Capital, Elevar Equity y AgFunder.

Y finalmente, la Serie A cerrada hoy en la que se suma un inversionista estratégico como General Atlantic, y con la cual espera concretar su anunciada expansión a Colombia, Perú y Chile, luego de consolidarse en los principales centros urbanos de México.

Un impacto que llegó para quedarse

El CEO y cofundador de Jüsto dijo que el Covid 19 aceleró la adopción digital cinco años y creo una gran oportunidad de mercado. Conforme se relajen las medidas de aislamiento, una parte de los consumidores volverán a las tiendas físicas, pero otro porcentaje importante de quien ya probó cómo funciona el proceso digital lo convertirá en su forma habitual de compra.

La pandemia ha llevado a muchos consumidores, que antes desconfiaban del sistema, a hacer su primera compra online. Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el 95% de las veces el consumidor se vuelve recurrente después de su primera compra. Y la penetración del e-commerce aumentará a medida que más mexicanos puedan tener acceso a pagos digitales.

De otro lado, de acuerdo con el informe “Food Service delivery innovation: lesson from Asia Pacific and Latin American” de Euromonitor International, Asia Pacífico y América Latina lideran las ventas globales de delivery, que se han incrementado entre 2016 y 2020, principalmente por el aumento en la penetración de smartphones, la oferta de restaurantes independientes y la alta urbanización de las ciudades.

Según cifras de Euromonitor International, América Latina alcanzó los USD 72 billones en ventas, hasta agosto de 2020, creciendo un 66%. Mientras, en el mismo período, en Asia Pacífico se superaron los USD 120 billones en valor facturado.

Es así como se han implementado diferentes estrategias: marcas especialmente creadas para delivery; aparecen las dark kitchen; se han desarrollado aplicaciones de delivery propias; o se ha empezado a vender «mise in place», que son platos clásicos en packs para ser cocinados en casa.

A propósito del aumento del delivery en América Latina, Euromonitor International explica que “en algunos países como Chile, Perú e, incluso, México, las ventas del delivery sobre el total del mercado todavía son más bajas en comparación con mercados más maduros como Colombia o Brasil, por lo que hay gran oportunidad de crecimiento.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This