fbpx

El contexto global de mercado negativo ha llevado a varias firmas de inversión a cambiar su visión sobre el panorama del capital de riesgo. La semana pasada fue Softbank y esta semana el turno fue para Y Combinator, una de las principales aceleradoras de Silicon Valley, y que tiene en su cartera a compañías como Dropbox, Airbnb, Coinbase y Rappi, por mencionar unas pocas.

“Si su plan es recaudar dinero en los próximos 6 a 12 meses, es posible que lo esté recaudando en el pico de la recesión. Recuerde que sus posibilidades de éxito son extremadamente bajas, incluso si a su empresa le está yendo bien. Le recomendamos que cambie su plan”, dijo Y Combinator en una carta dirigida a los founders de sus cartera, titulada “Recesión económica”.

La nota de Y Combinator, que respalda a cientos de nuevas empresas al año, es una señal de que el desplome del mercado que ha reducido significativamente el valor de una gran cantidad de empresas tecnológicas, incluidos gigantes como Shopify y Netflix, en las últimas semanas se está reduciendo a el universo de startups en etapas tempranas.

 

 

«Nadie puede predecir qué tan mal estará la economía, pero las cosas no pintan bien por ahora, y muestra un panorama desolador para las startups en los próximos meses”, agregó la comunicación de Y Combinator.

La misiva llegó en un momento en el que que la venta masiva de acciones de tecnología perforó las participaciones de Tiger Global por una suma de USD 17 billones, mientras que Softbank informó una pérdida de USD 27 billones. Como consecuencia, para las startups en etapas avanzadas que buscaban recaudar rondas de financiación más grandes este año, el panorama parece sombrío.

Este contexto se ha dado porque para controlar la inflación por las nubes, los principales bancos centrales del mundo han estado alzando las tasas de interés que habían reducido durante la pandemia, conduciendo a una liquidación implacable de acciones que ha empujado al S&P500 casi un 20% por debajo de sus máximos históricos.

Movimientos como estos pueden generar ansiedad en Wall Street, ya que los inversionistas temen a que los préstamos sean más caros para las corporaciones y los hogares, sofocando así el crecimiento económico y potencialmente conduciendo a una recesión.

 

 

Por otra parte, las compañías tecnológicas encantaron al mercado durante la pandemia, pero ahora que gran parte de la población pasa menos tiempo en sus casas, los inversionistas temen que las empresas impulsadas por la pandemia reduzcan su fuerza, lo que ha contribuido a la disminución de las valuaciones y a validar las opiniones de analistas que venían diciendo que muchas tecnológicas estaban sobrevaloradas.

Como resultado, durante las recesiones económicas, incluso los fondos de capital de riesgo de nivel superior con mucho dinero ralentizan su despliegue de capital (los fondos menores a menudo dejan de invertir o mueren). Esto provoca una menor competencia entre los fondos por las transacciones, lo que se traduce en valoraciones más bajas, tamaños de rondas más bajos y muchas menos transacciones completadas. En estas situaciones, los inversores también reservan más capital para respaldar a sus empresas con mejor rendimiento, lo que reduce aún más el número de nuevas financiaciones.

Esta desaceleración tendrá un impacto desproporcionado en las empresas internacionales, las empresas con muchos activos, las empresas de bajo margen, la tecnología dura y otras empresas con un alto consumo y mucho tiempo para generar ingresos.

Para los inversionistas de capital de riesgo, que toman como referencia las valuaciones de las empresas que cotizan en bolsa para valorar empresas privadas, el panorama está cambiando y apretarán más sus condiciones para fondear compañías.

 

 

 

Algunas consideraciones de la carta de Y Combinator para los founders:

1. Nadie puede predecir qué tan mal se pondrá la economía, pero las cosas no se ven bien.

2. El movimiento seguro es prepararse para lo peor. Si la situación actual es tan mala como las dos últimas recesiones económicas, la mejor manera de prepararse es reducir costes y extender su runway dentro de los próximos 30 días.

3. Si no estás en el camino para llegar al default alive y tus inversores existentes o nuevos inversores están dispuestos a darte más dinero ahora mismo (incluso en los mismos términos que su última ronda), deberías seriamente considerar aceptarlo.

4. Independientemente de tu capacidad para recaudar fondos, es tu responsabilidad asegurarte de que tu empresa sobreviva sin recaudar dinero durante los próximos 24 meses.

5. Debes comprender que el desempeño deficiente del mercado público de las empresas de tecnología afecta significativamente la inversión de capital de riesgo. Los capitalistas de riesgo tendrán muchas más dificultades para recaudar dinero y sus limited partners (aportantes) esperarán una mayor disciplina de inversión.

¿QUIÉN ES?

Nuestros Servicios

Y Combinator
Make something people want
Y Combinator (YC) is a startup fund and program. Since 2005, YC has invested in nearly 3,000 companies including Airbnb, DoorDash, Stripe, Instacart, Dropbox, and Coinbase. The combined valuation of YC companies is over $300B. YC has programs and resources that support founders throughout the life of their company. Startup School teaches the basics of starting a company. The YC batch program helps founders as they build their product, talk to their customers, and raise funding. Work at a Startup makes it easy for founders to find their first engineers. YC Series A helps founders launch their A round. YC Growth Program provides founders with resources to scale their companies and hire an executive team, and YC Continuity invests in their later stage rounds.

CONTENIDOS

LO ÚLTIMO DEL ECOSISTEMA

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This