fbpx

La fintech Iugu, especializada en métodos de pago digital para empresas, anunció la captación de una inversión por USD 22.5 millones en una ronda de inversión liderada por Merchant Banking, división del banco de inversión Goldman Sachs.

Con esta inversión, la fintech pretende ampliar la oferta de productos y realizar contratos para diferentes áreas de la empresa. Patrick Negri, fundador de Iugu, explicó que el objetivo de Iugu es simplificar la gestión financiera de las empresas. “Desde nuestra fundación hemos tenido el propósito fundamental de simplificar la gestión financiera para las empresas en Brasil, a través de una plataforma inteligente y fácil de usar. Creemos que, con Goldman Sachs como inversor, podremos acelerar nuestro próximo ciclo de crecimiento» enfatizó el directivo.

La plataforma, que gestiona cobros para 300.000 usuarios en Brasil, fue autorizada por el Banco Central para operar como entidad de pago y apunta a triplicar su tamaño para el 2021. Hoy Iugu ofrece servicios de emisión, procesamiento de pagos y negociación de billetes. de deuda para corporaciones.

Una solución a problemas B2B

Los departamentos de cobros tienen mucho trabajo por delante, infinidad de cuentas, facturas que requieren seguimiento, todo puede convertirse en una labor aparatosa y manual. Iugu está consciente de este problema y desarrolló una plataforma para automatizar muchos de estos procesos.

Son precisamente estos logros enfocados en el cliente, lo que ha atraído a un inversionista como Goldman Sachs. «Lo que al principio nos atrajo a Iugu fue su impresionante plataforma de pagos. Pero conforme seguimos comprendiendo su propuesta de valor, nos dimos cuenta de que el éxito de la compañía está impulsado por su núcleo para resolver los problemas de los clientes, en lugar de simplemente funcionar como un proveedor de métodos de pago”, aseguró Cristiano Camargo, director de la División de Banca Mercantil de Goldman Sachs en Brasil.

Todo negocio tiene su propio conjunto de problemas que requieren un enfoque flexible por parte de los vendedores. Y la variada cartera de clientes de Iugu refleja su amplia gama de soluciones. Está desde el marketplace para mascotas DogHero hasta la fintech ContaAzul, así como la plataforma de venta de boletos Ingresse.

Todas tienen sus departamentos de cobros y cuentas por cobrar. Sin embargo, tienen una estructura distinta y tratan con diferentes perfiles de clientes. Con tantas variaciones queda claro que un enfoque universal ya no funciona en el mercado B2B.

Un mercado que expande sus tentáculos

Vale la pena señalar que Iugu no es el único proveedor fintech white label que ha recaudado fondos recientemente. En julio pasado, FitBank, recaudó una inversión con nada menos que con J.P. Morgan. Con esta transacción la firma de servicios de pago, que tiene más de 100 clientes en Brasil, abrirá su primera oficina en Estados Unidos en el primer semestre de 2021, y también espera comenzar a operar en México, Perú y Colombia en el transcurso del próximo año, según su director ejecutivo, Otavio Farah.

En este contexto las fintech brasileñas están creciendo fuera de Brasil y desafiando el sistema financiero altamente concentrado de América Latina, incluso más allá de Nubank, que ya es un referente, no solo a nivel regional sino a nivel global.

Un ejemplo de ello es Nu Pagamentos SA, una empresa de siete años que se ha convertido en el banco digital independiente más grande del mundo, compró en julio la empresa de consultoría de software Cognitect Inc., con sede en Durham, Carolina del Norte, después de lanzar tarjetas de crédito en México en marzo.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This