fbpx

Locus Robotics, con sede en Massachusetts (Estados Unidos) anunció el fin de semana una Serie E de USD 150 millones liderada por Tiger Global Management y Bond, alcanzando una valoración de USD 1 billón y convirtiéndose en el primer unicornio del sector de la robótica y la automatización. La startup se destaca por una solución modular y flexible para automatizar almacenes que muchos de sus competidores. Básicamente, la empresa alquila una flota robótica para organizaciones que buscan automatizar la logística.

Actualmente, la empresa cuenta con unos 4.000 robots desplegados en 80 sitios. Aproximadamente, el 80% de sus implementaciones se encuentran en los Estados Unidos y el 20% restante en Europa. Parte de esta ronda de financiación masiva se destinará a la expansión de las operaciones internacionales, incluido un mayor impulso en la Unión Europea, así como en la región Asia Pacífico, donde actualmente no tiene mucha presencia. La compañía también invertirá en I + D, ventas y marketing y aumentará su plantilla actual de 165 colaboradores a cerca de 300 a lo largo de este año.

Locus Robotics fabrica robots móviles autónomos, a los que llama “LocusBots”, que pueden recoger artículos en los almacenes. Si bien la compañía se negó a revelar los ingresos, su CEO Rick Faulk, confirmó que podrían llegar a los USD 100 millones en el corto plazo, debido al crecimiento exponencial que han tenido en los últimos meses de cuenta del Covid 19.

“Podemos cambiar las alas del avión mientras está volando. Básicamente, nadie más puede hacer eso. Las empresas quieren una automatización flexible. A parte de eso, la pandemia ha provocado un aumento en el crecimiento de los pedidos en línea, claramente, y ese aumento es probablemente un aumento de cuatro a cinco años. Si nos fijamos en la tendencia del comercio electrónico, ha estado en un ritmo constante al alza. Fue alrededor del 11% el año pasado y COVID subió hasta el 16/17%”, explicó Rick Faulk, CEO de Locus Robotics.

La compañía también ofrece visualización de datos en tiempo real para rastrear las operaciones del almacén en un iPhone o tecnología portátil, y planea continuar agregando a esas capacidades con inteligencia artificial y aprendizaje automático.

La ronda de financiación también apunta a una empresa que aparentemente no desea ser adquirida por un nombre más grande, similar a la transformación de Kiva Systems en Amazon Robotics. “No tenemos ningún interés en ser adquiridos. Creemos que podemos generar el mayor y mayor valor operando de manera independiente. Hay inversores que quieren invertir para ayudar a competir a todos los que no se llaman Amazon”, explicó Faulk.

En 2014, la empresa se separó de la empresa de logística Quiet Logistics después de que Amazon comprara Kiva Systems y dejara de vender sus robots a empresas como Quiet, que los había implementado para el comercio electrónico. Faulk, un emprendedor en serie de 71 años que lideró con éxito la salida de tres empresas tecnológicas anteriores, asumió el puesto de CEO del cofundador Bruce Welty en 2016.

La adquisición de Kiva por parte de Amazon desencadenó una especie de carrera armamentista para desarrollar robots mejores y más eficientes que pudieran manejar la aglomeración de negocios en los almacenes a medida que explotaba el comercio electrónico. El impulso de la automatización para aumentar la eficiencia y manejar la creciente demanda, y competir con Amazon, aumentó considerablemente durante el Covid 19. Los competidores de Locus incluyen Fetch Robotics y GreyOrange, entre otras firmas de robótica.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This