fbpx

MAYA Capital, un fondo brasileño que invierte en compañías en etapas iniciales y de diversas industrias, acaba de concluir una nueva recaudación de fondos que alcanzó la suma de USD 41 millones. Con los recursos de family offices de los Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, especialmente Brasil y México, el fondo respaldará soluciones y oportunidades que surgieron como resultado de la pandemia.

Con los nuevos recursos, el fondo intenta ampliar su portafolio, alcanzando a invertir hasta 35 startups. La firma invierte en cheques desde USD 2 millones a USD 4 millones en la primera ronda de inversión, aunque es flexible dependiendo de la necesidad del emprendimiento.

La nueva recaudación llega para complementar la primera recaudación de MAYA Capital de casi USD 26 millones que se llevó a cabo en el 2018. En total, fueron más de 30 rondas de inversión en 24 startups provenientes de diversos sectores, tales como el de salud, de finanzas y el de movilidad y logística. Entre los emprendimientos invertidos por el fondo está la constructech Oico, la fintech Belvo y la healthtech Nilo.

MAYA Capital no realiza ciclos de convocatoria específicos, pero mantiene un espacio abierto para que los startups lleguen a presentar sus soluciones. Según las fundadoras, la firma interactúa con hasta 100 compañías por mes.

“Somos agnósticos a los sectores y nos centramos en encontrar a los mejores equipos que trabajen con soluciones escalables en los grandes mercados. Buscamos compañías que se proponen a entender y resolver problemas reales y relevantes de la región”, explicó en un comunicado Lara Lemann, cofundadora de MAYA Capital.

Como parte de su estrategia, MAYA Capital reserva el 50% del fondo para la etapa de seguimiento con el objetivo de invertir fuertemente en el éxito de las empresas a lo largo de su desarrollo y asegurar los recursos para respaldar a las empresas en momentos decisivos.

“La pandemia sin duda ha hecho que algunos problemas sean más evidentes y consecuentemente hemos aumentado el tamaño del fondo para poder respaldar a los emprendedores”, agregó Lemann.

Durante el proceso de aceleración, la firma ofrece diversas herramientas a los startups seleccionados, tales como el “Billion Dollar Intro”, un evento que conecta los socios estratégicos y clientes potenciales con startups del portafolio de MAYA Capital. Durante la primera versión del evento, realizado a inicios de 2020 en Chile, el startup de foodtech NotCo tuvo la oportunidad de conectarse con Burger King, resultando en el lanzamiento de Rebel Whopper, la versión vegetariana de la hamburguesa más famosa de la cadena de comida rápida.

Otra iniciativa creada por MAYA Capital es Female Force Latam, que busca eliminar obstáculos de emprendimientos liderados por mujeres y reducir la discrepancia entre el número de mujeres fundadoras y hombres fundadores que existe en Latinoamérica. Consiste en una plataforma que conecta a emprendedoras incipientes con otras con experiencia que entregan mentorías y orientaciones, como también aporta a crear networking.

Ante la consulta de si la crisis ha afectado de alguna manera la recaudación de capital, Mônica Saggioro, también cofundadora de MAYA Capital, afirma que, pese al escenario adverso, se han visto sorprendidas por el interés de los inversionistas. “Tienen ganas de respaldar a compañías que se basan en innovación y tecnología y se acercan a MAYA Capital para hacer esto. Por esta razón durante esta nueva recaudación, la demanda superó la oferta y tuvimos que rechazar algunos cheques porque no había más lugar por el momento”, señaló Saggioro.

Una solución a partir de una buena conversación

Si bien MAYA Capital fue creada en el 2018, la historia del fondo comienza dos años antes cuando Lara Lemann y Mônica Saggioro se conocieron. Pasando por un momento muy parecido de la vida, ellas buscaron formas de aplicar su conocimiento y experiencia para impulsar el proceso transformacional en Latinoamérica, favoreciendo la economía y el desarrollo de la región.

En ese momento, llevaron a cabo un análisis que revelaba que mientras había 12 startups por cada fondo de capital de riesgo en los Estados Unidos en Latinoamérica la cantidad alcanzaba a un número alarmante de 80 compañías por cada entidad de capital de riesgo.

Se hizo evidente el camino que debían seguir y decididas a reducir esta gran brecha de inversión y respaldar a emprendedores de la región, crearon MAYA Capital.

“Latinoamérica reúne problemas de grandes proporciones, sin embargo, tienen un potencial proporcional. Lo que observamos fue que había muchas soluciones que ni siquiera salían del papel por falta de incentivo. ¿Cuántas ideas brillantes, que podrían transformar positivamente a la región, se podrían haber perdido a causa de esta realidad?” concluyó Saggioro.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This