fbpx

En junio de 2016 Microsoft adquirió LinkedIn por un valor de USD 26.2 billones, cuando la red social creada en 2002 diseñada para buscar empleo y crear contactos laborales contaba con 433 millones de usuarios. Hoy LinkedIn cuenta con 690 millones de miembros, y se ha consolidado como una red de networking y un espacio de marketing B2B de gran relevancia en el mundo.

A cuatro años de esta inversión estratégica, en Emprendiendo.tv analizamos cuáles han sido los aspectos clave y los beneficios para ambas compañías.

Un poco de historia de Linkedin

Reid Hofman, un graduado de Stanford, fundó LinkedIn a finales de 2002 en Mountain View, California, cumpliendo su sueño de construir una gran empresa de software enfocada en fortalecer redes laborales. En solo seis años, la compañía se convirtió en una marca reconocible en el mundo corporativo contando ya en ese momento con 350 empleados y llegando a una valuación de USD 1.000 millones en 2008.

En 2005 LinkedIn comenzó a generar ingresos introduciendo las 2 primeras líneas de negocio: trabajo y suscripciones. En el 2007 Hofman dio un paso al costado como CEO de la empresa y se dedicó a ser inversionista y asesor de otras startups en Silicon Valley, participando en más de 60 compañías.

En 2009 Jeff Weiner, quien lidera la compañía hasta la fecha, entra en Linkedln como Presidente y CEO. En 2013 Linkedln contaba ya con más de 225 millones de miembros creciendo a razón de 2 miembros por segundo. En 2014, LinkedIn llegó a China y se convirtió en la décima web más popular a nivel mundial. Precisamente, en ese año adquirió varias startups para optimizar sus características y su diferenciación: compró una startup que potenció su motor de búsqueda; adquirió una empresa de notificaciones; y se hizo a otra compañía que le permitió mejorar su interfaz de usuario.

Adquisición en medio de una curva de crecimiento exponencial

LinkedIn cerró el año 2015 con una utilidad de USD 3.000 millones y venía con un crecimiento sostenido en ventas en los últimos tres años entre un 30% y un 40%, consolidando sus tres líneas de productos: soluciones de talento, soluciones de marketing y suscripciones premium.

Es justo en ese momento cuando Microsoft muestra su interés en LinkedIn con el objetivo de incrementar su mercado corporativo, aprovechando su gigante base usuarios, sus potentes motores de búsqueda de talento humano y su marca consolidada de red social enfocada en networking.

En ese momento fue difícil entender, por parte de algunos medios especializados, por qué Microsoft pagó una prima de casi el 50% del precio de las acciones de LinkedIn. No obstante, al pensar como un director general de una empresa de tecnología, considerando los valores clave de relevancia, sinergia, datos y crecimiento, su inversión se explica hoy cuatro años después.

Microsoft estaba pasando en ese momento por una transición de gran importancia, de la época de las computadoras personales y los servidores computacionales a la inteligencia artificial en todas las esferas, mediante servicios en la nube y dispositivos móviles.

Alguna vez Microsoft tuvo el control del mundo de las computadoras de escritorio, pero en ese entonces luchaba con empresas como Google y Amazon para obtener el mercado global de la computación corporativa. La adquisición de Linkedln fue clave para lograrlo y sacar ventaja a sus competidores.

A diferencia de Google y Amazon, la presencia de Microsoft en el software corporativo ya era amplia, y algunas de las funciones de LinkedIn combinarían muy bien con sus productos de recursos humanos y planeación financiera. Microsoft también tenía como objetivo aumentar el software corporativo de Skype, la empresa de comunicaciones en línea que compró por USD 8.5 b en 2011 y que junto a LinkedIn podría ser útil no solo para reclutar empleados, sino para organizar equipos. Lo cual hoy ha llegado a consolidar con Teams.

La propuesta de Linkedin siempre ha sido su papel central en un futuro en el que habrá menos empleos para toda la vida y muchas más personas que trabajen de manera independiente, que ofrezcan consultoría y presten otros servicios independientes en todo el mundo.

Transacción ganadora para LinkedIn

Para Linkedln la compra por parte de Microsoft le permitió mantener su crecimiento de miembros, casi duplicando su número en los últimos 3 años con presencia en más de 40 países. Pero más allá de eso, pasar a la tutela del gigante tecnológico fundado por Bill Gates, depuró su base de usuarios, es decir, se consolidó como una red social B2B. Con eso LinkedIn logró potenciar su modelo de ingresos.

A diferencia de muchas otras plataformas de redes sociales, las cuales dependen de los anuncios, los servicios de LinkedIn son cosas que los usuarios usualmente desean obtener por un costo. El 39% de los miembros de LinkedIn pagan por su servicio Premium, cuyo valor oscila entre USD 29 y USD 119 al mes, lo que la vuelve un gran negocio.

LinkedIn es además una buena fuente para descubrir leads. Hubspot descubrió que LinkedIn es 277% más efectivo al generar leads que Facebook y Twitter. Con esto, no es sorpresa que el 79% de los mercadólogos vean a LinkedIn como una buena fuente de leads, con un 43% de ellos diciendo que han conseguido por lo menos un cliente de LinkedIn. Ese número se incrementa para los mercadólogos de B2B, quienes reportan que un 80% de sus leads de redes sociales han salido de LinkedIn.

Del total de usuarios de LinkedIn quienes están participando con la plataforma cada mes, el 40% accede a esto a diario. Sin embargo, LinkedIn es usado esporádicamente, así que tiene tan sólo unos minutos para crear un impacto. Los usuarios sólo pasan unos 17 minutos al mes en LinkedIn.

Adicionalmente, el 44% de los usuarios de LinkedIn generan más de USD 75.000 al año, lo cual es superior al promedio nacional en los Estados Unidos. A pesar de que EEUU tiene la mayoría de los usuarios, el 70% de ellos vienen desde fuera de los Estados Unidos.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This