fbpx

El Congreso de El Salvador aprobó una ley que convertirá al bitcoin en moneda de curso legal en el país. Esta nación centroamericana busca así dinamizar su economía y se convierte así en la primera en adoptar una criptomoneda, que los usuarios utilizan principalmente como refugio de valor a largo plazo, a la espera de que su precio suba a lo largo del tiempo. La iniciativa, que solo establece el curso legal del bitcoin y no de otras criptomonedas ni de los proyectos subyacentes, fue aprobada con los votos de 62 diputados de los 84 en el Parlamento y entrará en vigencia 90 días después de su publicación en el Diario Oficial.

La ley establece que el cambio entre el bitcoin y el dólar estará establecido “libremente por el mercado” y no estará sujeto a impuestos sobre las ganancias de capital al igual que cualquier moneda de curso legal.

La legislación también indica que todo agente económico deberá aceptar el bitcoin como forma de pago “cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio” y que el órgano Ejecutivo creará la estructura institucional necesaria para la circulación de la criptomoneda, de acuerdo a lo establecido en la ley.

En Twitter, el primer mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, manifestó que “la #LeyBitcoin es ambiciosa, pero sencilla, además está bien estructurada para que tenga riesgo 0 (cero) para quienes no quieran asumir riesgos”. Bukele quiere que el país sea la primera economía del mundo en usar el bitcoin como moneda de intercambio.

Bukele apuntó que el Gobierno garantizará la convertibilidad al valor exacto en dólares al momento de cada transacción. “Esta medida, a su vez, traerá inclusión financiera, inversión, turismo, innovación y desarrollo económico para nuestro país que nadie nos diga que somos muy pequeños para ser grandes”, agregó el mandatario.

El órgano Ejecutivo deberá crear el reglamento que rija la aplicación de la ley, por lo que se espera que en está queden aclarados algunos elementos que no explica la legislación, como la “convertibilidad automática e instantánea” de bitcoin a dólar.

Por su parte, el diputado opositor Rodrigo Ávila señaló durante su intervención en el pleno que el bitcoin es “un mecanismo monetario volátil y su uso genera una situación grave si no se toman las medidas pertinentes”. También dijo que en “varios” países se ha prohibido el uso de criptomonedas, en especial el bitcóin, y en “otros” se ha alertado sobre el uso específico del bitcoin.

Algunos analistas como Diego Gutiérrez-Zaldívar, cofundador de RSK Labs y experto en tecnología bitcoin y blockchain en América Latina, ven con buenos ojos la adopción de la criptomoneda como un activo de reserva, haciendo claridad en que esta no va a reemplazar la moneda oficial, que es el dólar, sino que actuará como un “oro digital”.

Cabe resaltar que hay otras iniciativas públicas similares a la de El Salvador, como la del alcalde de Miami, Francis Suárez, que además de querer convertir la ciudad en un epicentro tecnológico (un nuevo Silicon Valley), ha propuesto también convertir el bitcoin en un medio de pago oficial para el ayuntamiento y un medio de reserva de activos.

Cómo funciona el bitcoin

El bitcoin es una criptomoneda. El medio de pago funciona digitalmente, sin monedas ni billetes físicos, y se basa en procesos criptográficos. El bitcoin se organiza de forma descentralizada y no requiere bancos. Por tanto, la moneda puede utilizarse en todo el mundo y a través de las fronteras en las mismas condiciones y no puede compararse con ningún sistema monetario anterior.

Hay diferentes formas de conseguir bitcoins: se compran en una plataforma de internet (y se pagan, por ejemplo, con euros o dólares). O se acepta bitcoin como medio de pago por los bienes o servicios que ofrece. O una persona se convierte en un “minero” y “extrae” nuevos bitcoins.

Las criptomonedas se guardan en un monedero virtual que contiene llaves. Solo con esas llaves se puede determinar quién es el propietario de un bitcoin. También son necesarias para las transacciones. Un monedero puede guardarse en un smartphone, un ordenador, una memoria USB, medios de almacenamiento especialmente protegidos y en una nube web. Sin un monedero, no se tiene acceso a sus bitcoins.

China tiene, con diferencia, la mayor parte de la potencia de cálculo de la red bitcoin y, por tanto, de su consumo de electricidad. Otros países importantes son Estados Unidos, Rusia, Kazajistán, Irán y Malasia, según el Índice de Consumo de Electricidad de bitcoin de la Universidad de Cambridge. La minería solo merece la pena cuando los precios de la electricidad son bajos.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This