fbpx

Samsung Money fue desarrollado de la mano de SoFi y se integrará con Samsung Pay. El pack, disponible inicialmente en Estados Unidos, estará compuesto por una tarjeta de débito y una cuenta corriente. Los interesados en Samsung Money podrán proceder con la contratación desde cualquier smartphone compatible con Samsung Pay. Una vez esté operativo, ese también será el punto de encuentro para cualquier gestión relacionada con la tarjeta o la cuenta bancaria.

La tarjeta emitida por SoFi es una Mastercard de débito. El cliente, por lo tanto, puede gastar tanto dinero como tenga disponible en la cuenta corriente asociada. En este sentido se distancia de la Apple Card, la cual, al ser de crédito, permite fraccionar todas las compras realizadas a lo largo del mes.

Samsung Money no tiene ningún tipo de comisión, según explica la compañía en su página web. Ni por transacciones en otros países, ni por mantenimiento, ni por retirada de dinero en efectivo (siempre que se realice en uno de los 55.000 cajeros de la red Allpoint). La cuenta, además, está asegurada por la Federal Deposit Insurance Corporation hasta un importe de USD 1,5 millones.

En lo que respecta a las recompensas, los clientes de Samsung Money recibirán puntos para el programa Samsung Rewards por cada compra. Estos se pueden canjear posteriormente por productos de la marca. El planetamiento, nuevamente, se distancia del de Apple, que devuelve un 2% por las compras realizadas con Apple Pay y un 3% por las compras realizadas en determinados comercios (como Nike, Uber o las Apple Store).

Panorama de las compañías tecnológicas en el sistema bancario

Samsung no es la primera empresa tecnológica que presenta un producto financiero. El caso más conocido es el de la ya citada Apple Card, creada de manera conjunta con el banco estadounidense Goldman Sachs. Su propuesta se basa en cinco pilares: su uso no conlleva ningún tipo de comisión, los datos derivados de las transacciones son privados, todas las operaciones se pueden realizar con facilidad desde un iPhone, ofrece reembolsos diarios por cada compra realizada con la tarjeta y, además, cuenta con diversas medidas de seguridad que van más allá de lo habitual.

En este tren también se encuentran actualmente Huawei, aunque su propuesta únicamente está disponible en China; la tarjeta de crédito de Amazon y préstamos empresariales tienen como meta impulsar su rama de comercio electrónico.

Por su parte, Uber Money proporciona tarjetas de crédito, cuentas de débito y herramientas de rastreo de transacciones para satisfacer las operaciones de la compañía de transporte. Facebook dice que su servicio Facebook Pay completará sus opciones de mensajería. Y Google estaría ultimando detalles para crear Google Pay, contando con Citibank como su socio estratégico.

En China la irrupción de compañías tecnológicas en el sistema financiero se encuentra mucho avanzado que en occidente. Los servicios de pago que ofrecen las grandes tecnológicas chinas como Alibaba (Ant Financial) o Tencent (WeChat Pay) representan aproximadamente el 16% del PIB del país. La compañía Tencent lleva años ofreciendo WeChat Pay, su sistema de pago que utiliza códigos QR y que puede encontrarse hasta en mercados tradicionales.

En cambio, en Estados Unidos esa cifra apenas alcanza el 1%, según datos del Banco de Pagos Internacionales, una organización respaldada por 60 bancos centrales de todo el mundo.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This