fbpx

Durante meses, el CEO de Tesla, Elon Musk, ha prometido a inversores y rivales que revelaría avances significativos en el desarrollo de su tecnología de baterías de bajo costo, las cuales estarían diseñadas para durar un millón de millas y permitir que los autos eléctricos Tesla se vendan con ganancias al mismo precio o menos que un vehículo de gasolina.

Con una flota global de más de un millón de vehículos eléctricos que son capaces de conectarse y compartir energía en red, la meta de Tesla es lograr el estatus de una compañía de energía, compitiendo con proveedores tradicionales como Pacific Gas & Electric (PCG_pa.A) y Tokyo Electric Power, según revelaron fuentes de la organización.

Tesla ha informado que la presentación de su próximo vehículo, el sedán Model 3, tendrá lugar en China a finales de este año o principios del próximo, pero adelantó que en la última semana de este mes hará importantes anuncios sobre los avances de la batería que llevarán estos automóviles.

La batería de “un millón de millas” de la estrategia de Tesla está siendo desarrollada en conjunto con Contemporary Amperex Technology Ltd (CATL) de China y utiliza tecnología desarrollada por Tesla en colaboración con un equipo académico de expertos reclutados por Musk.

Eventualmente, versiones mejoradas de la batería, con mayor densidad de energía y capacidad de almacenamiento e incluso menor costo, serán incluidas en otros vehículos de Tesla en diferentes mercados, incluido Norteamérica.

Las nuevas baterías de Tesla dependerán de innovaciones como una química baja en cobalto y sin cobalto, y el uso de aditivos, materiales y recubrimientos químicos que reducirán el estrés interno y permitir que las baterías almacenen más energía por períodos más largos, según la información suministrada por la compañía.

Tesla también planea implementar nuevos procesos de manufactura de baterías de alta velocidad y muy automatizados, diseñados para reducir los costos laborales y aumentar la producción en enormes “terafábricas”, unas 30 veces más grandes que la “gigafábricas” de la empresa en Nevada, una estrategia anticipada a fines de abril por Musk.

La compañía está trabajando en el reciclaje y recuperación de metales como el níquel, cobalto y litio a través de su afiliada Redwood Materials, así como en nuevas aplicaciones de “segunda vida” de baterías de autos eléctricos en sistemas de almacenamientos de la red, como el que construyó Tesla en el sur de Australia en 2017.

Impacto de las revelaciones de Tesla

Las noticias que provienen de este gigante tecnológico siempre causan revuelo por ser uno de los líderes de la denominada «industria automotriz del futuro», máxime cuando las ventas del sector automotriz tradicional se han reducido en más del 50% a nivel mundial por la pandemia y el consecuente cierre casi total de las líneas de ensamblaje.

La carrera por el mercado de la movilidad eléctrica está que arde por estos días. El anuncio de Tesla llega después de que el fin de semana, la compañía china Build Your Dream (BYD) anunció el lanzamiento de la “Batería Blade”, un desarrollo realizado para mitigar las preocupaciones sobre la seguridad de las baterías en vehículos electricos. En el lanzamiento online llamado “La Batería Blade: Revelada para salvaguardar el planeta”, el Director y Presidente de BYD, Wang Chuanfu, señaló que la batería blade refleja la determinación de BYD para resolver los problemas en la seguridad de las baterías, así como también redefinir los estándares en la seguridad de toda la industria.

BYD destacó un video de la Batería Blade, aprobando de manera exitosa un test de perforación, el cual es visto como la manera más rigurosa de probar la fuga térmica de las baterías, dada la dificultad de su aplicación.

A la par de Tesla, la alemana Volkswaggen anunció que invertirá USD 486 millones en una fábrica para producir baterías eléctricas, la cual entraría en funcionamiento en el 2024, con una capacidad inicial de 16 gigavatios hora. «Estamos optimizando la posición estratégica del Grupo Volkswagen en el campo clave futuro de las baterías», dijo Stefan Sommer, miembro de la junta de Componentes y Compras de la automotriz alemana.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This