fbpx

La startup de origen sueco conquistó a los inversionistas de Silicon Valley, tras duplicar su base de usuarios el año pasado alcanzando los 50 millones de personas en 17 países suscritas a su servicio de recomendación de vinos.

Esta ronda Serie D por USD 155 millones fue dirigida por Kinnevik de Suecia, y también incluyó la participación de Sprints Capital, GP, Bullhound y Creandum, estos dos últimos financiadores de la compañía desde su Serie A. Con esta última ronda, la compañía totalizó USD 221 millones cerrados en financiación hasta la fecha.

Los disruptivo de Vivino es cómo ha adoptado la tecnología para servir de sommelier digital a los consumidores a través de búsquedas, filtros y recomendaciones que funcionan como la plataforma Netflix en lugar de una página de una tienda de licores. La aplicación móvil permite a los usuarios escanear cualquier botella de vino para ver las reseñas y los precios, y cualquiera puede dejar sus notas de cata.

“La primera etapa de los obstáculos que enfrentamos, incluso antes de que nos volviéramos comerciales, fue realmente la creación de datos. Básicamente, hemos creado estos datos totalmente desde cero.

Por lo tanto, significa tomar una foto de una botella de vino y luego hacer que las personas ingresen información todos los días para llenarla. Tenemos 1.500 millones de imágenes de etiquetas de vino en este momento, por lo que construir esa masa de datos de una manera buena y estructurada son realmente 10 años de trabajo”, explicó Heini Zachariassen, CEO y cofundador de Vivino.

El componente de mercado de Vivino significa que a menudo puede comprar directamente desde la aplicación los vinos que encuentra y disfruta, a través de asociaciones que la compañía fomenta y mantiene con comerciantes grandes y pequeños de todo el mundo.

Zachariassen explicó que se esfuerzan por mantener altos estándares cuando se trata de estos socios, ya que la experiencia que un usuario tiene con ellos es en gran medida un reflejo de la propia Vivino porque la aplicación proporciona los medios para la compra.

Construir más relaciones con más comerciantes en más geografías es una parte de su objetivo de expansión para abordar sus principales mercados de crecimiento, pero la empresa también invertirá mucho más capital en mejorar y ampliar su motor de recomendación.

«Creo que hemos alcanzado una especie de masa crítica. Vimos el año pasado un crecimiento masivo, y de hecho llegamos a USD 250.000 en ventas, y realmente hemos visto que la economía unitaria es saludable para nosotros” concluyó Zachariassen.

El Netflix de los vinos

La iniciativa de personalización, bautizada como Personal Match, permite mostrar a los usuarios un porcentaje de coincidencia sobre un vino, de forma similar como lo hace el servicio de streaming para sus contenidos de vídeo. La aplicación ofrece recomendaciones detalladas y asegura a los compradores escépticos que les gustarán los vinos que adquieran.

Vivino no es propietaria del inventario. Cuando un usuario compra un vino a través de la App, en realidad está comprando a uno de los cientos de minoristas de vino del mercado. El equipo compara a menudo Vivino con la industria cinematográfica.

No se trata de una tecnología nueva, pero es algo que nadie más está aprovechando en el sector del vino. Nadie más tiene suficientes datos para que el modelo de aprendizaje automático funcione de manera correcta.

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This