fbpx

Con el objetivo de demostrar una de las características del fondo mexicano Jaguar Ventures, fundado por Eric Pérez-Grovas y Cristóbal Perdomo, la firma se transforma en Wollef. El fondo, que cuenta con cuatro unicornios en su portafolio Kavak, Konfío, Loft y Nubank, así como startups de gran potencial como Ben & Frank, Conekta, Foodology y Jeeves, entre otros, busca una nueva etapa con un nuevo nombre que represente la búsqueda del éxito en manada, anunciando, además, que esta levantando su tercer fondo por USD 100 millones para seguir invirtiendo en América Latina.

En 2014, la firma obtuvo su primera captación de recursos con un fondo por USD 9.3 millones, con el que inició el fondeo de startups mexicanas. A este le siguió, en 2019, un segundo fondo con el que recaudó USD 22 millones. Para su tercer fondo, abierto a partir de noviembre de este año y que espera cerrar en el primer trimestre de 2022, tiene un objetivo de USD 100 millones.

A la fecha ha fondeado 31 compañías, 10 de ellas basadas en México, 19 empresas extranjeras que ven a América Latina como un mercado clave para potenciar sus negocios y dos compañías extranjeras que operan fuera de este territorio.

Eric Pérez-Grovas, quien en 1999 abrió las operaciones y fue el primer director de MercadoLibre en México, cofundador y Presidente de la Asociación Mexicana de Venta Online; se unió en 2013 a Cristóbal Perdomo, parte del equipo fundador de startups de gran importancia en el ecosistema como Groupalia, que fuera vendida a la brasileña Peixe Urbano; y Navent, empresa que entre otras, tiene las marcas Inmuebles24 y Bumeran.

Como parte de empresas clave de la industria digital latinoamericana, Eric y Cristóbal entendieron las necesidades del ecosistema cuando apenas se empezaba a gestar, esta primera visión les permitió buscar y encontrar emprendedores que requerían de este trabajo codo a codo; además de la guía para explotar todo su potencial. Su trabajo es parte fundamental del desarrollo de la industria digital mexicana.

Cristobal Perdomo y Eric Pérez-Grovas, cofundadores de Wollef

Nuestro nuevo nombre responde con mayor fuerza a esta visión de trabajo en equipo, codo a codo con los emprendedores. Invertimos en equipos comandados por emprendedores extraordinarios, ellos son los alfa que transforman y cambian industrias. Aprendimos que quien gana es aquel que hace manada; y somos muy afortunados de lograr la confianza de emprendedores de talla mundial que nos aceptan en su manada y valoran lo que traemos a la mesa”, comentó Eric Pérez-Grovas, cofundador de Wollef.

El cofundador aseguró que en un inicio les gustó el nombre de jaguar, porque representaba las virtudes de las emprendedoras y los emprendedores en los que suele invertir el fondo. Sin embargo, el jaguar no reflejaba la importancia de las personas, «queríamos un nombre que reflejara la capacidad de formar equipos y ahí es donde el lobo y su característica nos inspiró», agregó el directivo.

De otro lado, Cristobal Perdomo, cofundador y General Partner de Wollef, expresó que lo que los distingue es la cercanía con los emprendedores, siendo realmente un miembro del equipo, su experiencia es un puente que conecta muy fuerte.

“El principio de Wollef es no generarle trabajo al emprendedor, sino quitarle peso de encima. La ecuación es: si ayudamos al fundador a llevar a cabo su visión eso va generar un gran negocio y por tanto un excelente retorno. Nuestro cliente es el emprendedor y gracias a él es que podemos darle un gran rendimiento a nuestros inversionistas”, concluyó Perdomo.

Para esta siguiente etapa, el fondo seguirá con la misma filosofía de captar manadas “extraordinarios”. Sin embargo, ahora se enfocarán en invertir desde etapas tempranas con cheques más grandes e incluso impulsar a más empresas extranjeras que buscan el mercado mexicano.

¿QUIÉN ES?

Nuestros Servicios

Cristobal Perdomo
Co-Founder and General Partner at Wollef
Entrepreneurship has been the constant in my life. Starting with my first venture at the age of 17, I’ve never stopped. I believe entrepreneurs are society’s engine of progress and that one idea partnered with unstoppable grit can change the world. I’m a contrarian at heart. Taking the road less traveled and hard work can make all the difference. You cannot do what everybody does and expect different results. I studied and practiced law – becoming a partner at a law firm would have been the natural road to success. But it didn’t feel right, and I took a different path. I’m thankful for it every day. I’m a resolute optimist. Things can be better, and we can make them better. Whether we think we can or think we cannot, we’re both right. It is our choice whether to focus on how everything can go wrong or on how we can improve our situation. This is the essential entrepreneur super power.

CONTENIDOS

LO ÚLTIMO DEL ECOSISTEMA

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This