fbpx

A nivel global, la inversión en fintech aumentó un 173% en 2021 en comparación con el año anterior, según el reporte publicado por Boston Consulting Group (BCG). El año pasado en Latinoamérica, el venture capital destinado al sector de tecnología financiera superó los USD 10 billones, casi el 60% del total de la inversión de riesgo recaudado el año anterior en la región, según LAVCA. En este contexto de crecimiento, Latam Fintech Hub organizó el foro virtual “Tendencias y predicciones 2022 Fintech América Latina” en el cual LA7EM estuvo presente.

El foro reunió a los expertos Thiago Dias, VP Fintech & Enables de Mastercard, Ángel Sierra, presidente en FinTech IberoAmérica, Marcial González Fraga, VC de Latitud y Edwin Zácipa fundador de Latam Fintech Hub y cofundador de Colombia Fintech, quienes conversaron sobre lo que viene para el sector fintech este año, los retos, los desafíos y las tendencias.

Los expertos coincidieron en que varias tendencias tendrán gran espacio de crecimiento como el paso del “Open Banking” al “Open Finance”, el blockchain (concentrado en CVC, Stable Coins y criptowallet), el fortalecimiento de los servicios B2B, el surgimiento de más empresas con el modelo “buy now / pay later, la atracción de talento y los avances en el tema regulatorio.

Un estudio reciente realizado por Americas Market Intelligence y Mastercard revela que la digitalización de los servicios financieros es un camino de ida en Latinoamérica. La adopción de los pagos digitales y la tecnología sin contacto, la cantidad de usuarios de internet (y el tiempo que pasan conectados), junto al aumento exponencial de smartphones y datos móviles, explican el boom de las fintech en la región y su incidencia a favor de la inclusión financiera en una zona que todavía tiene a la mitad de su población fuera del sistema.

El futuro del segmento tiene al cliente en el centro, y este es un cliente que busca rapidez y transparencia, comodidad y libertad, funcionalidad y confianza. Tanto bancos como fintechs y neobancos saben que la clave para un buen servicio está en su alianza.

 

1.De Open Banking a Open Finance

La revolución que empezó con el Open Banking (un sistema en línea en el que los clientes de las instituciones financieras autorizan compartir su información con otras entidades), se continúa en el Open Finance. La apertura de datos, algoritmos y procesos que en el primer modelo se centraba en las cuentas bancarias y pagos, ahora se extiende a otros servicios financieros y se abre a otras industrias, e incluso a los organismos públicos.

“Open Finance es un paso más allá porque permite mayor libertad de experiencias de gestión financiera (como abrir una cuenta o hacer un pago a través de redes sociales, por ejemplo). Es importante subrayar que la modernización de la infraestructura de pagos necesita de una regulación también muy ágil, que ya está en marcha en la región”, señaló Thiago Dias, VP Fintech & Enables de Mastercard.

 

 

 

2.Atraer, pero también retener

En sus comienzos, las empresas fintech buscaban conquistar nuevos clientes. Crecer era la medida de su éxito. La necesidad, ahora, es aumentar su rentabilidad mediante servicios que repercutan en mayor transaccionalidad y más tiempo de pantalla.

La gran mayoría de fintech comenzó ofreciendo una cuenta digital y una tarjeta, pero ahora están ampliando sus portfolios para ofrecer también préstamos personales, seguros, inversiones, programas de fidelización o cashback y hasta un marketplace de productos y servicios.

En este sentido, Ángel Sierra, presidente en FinTech IberoAmérica resaltó que el crecimiento del sector fintech tendrá sus pilares en los temas de regulación, financiación y atracción de talento. “El sector B2B continuará creciendo porque en la región hay 40 millones de compañías no digitalizadas, la mayoría de ellas PYMES», concluyó Sierra.

 

 

 

3.Proptech cada vez más fintech

Marcial González Fraga, VC de Latitud, destacó que el sector proptech perderá cada vez más los límites con el fintech. “Siempre una inversión inmobiliaria incluye una transacción financiera, por lo cual las proptech tendrán que ir fortaleciendo sus sistemas de pagos”, apuntó el experto.

Gonzáles Fraga agregó que este año se consolidará una mejor recepción del mercado en términos de confianza, y en cuanto a la atracción de talento para el sector fintech, se irá reciclando de otras fintech y habrá nuevos founders que aprovecharán todo su background para crear compañías de crecimiento acelerado.

 

 

 

4.”Buy Now Pay Later”

Esta es una tendencia que se volvió muy popular en los últimos meses, sobre todo entre Millennials y Gen-Zs, pero que en Latinoamérica está en vigencia hace años: BNPL es el nuevo “pagar en cuotas”.

Funciona como una financiación a corto plazo, que en general no cobra intereses si el cliente cumple con sus pagos en tiempo y forma. BNPL es otra tendencia a favor de la inclusión financiera de la región, y la posibilidad de más clientes conectados comprando también beneficia a los comercios.

En este sentido, Edwin Zácipa, fundador de Latam Fintech Hub, señaló que este año Colombia tendrá el primer unicornio fintech, y será precisamente Addi, empresa que a la fecha ha recaudado USD 341 millones y que enfoca su modelo de negocio en este campo.

 

 

 

5.Blockchain y criptomonedas

Todo parece indicar que vamos hacia una industria cada vez más digital, y uno de los caminos que nos lleva al futuro es la tecnología blockchain. Asociada en sus comienzos al mundo cripto, blockchain es un sistema de documentación de transacciones digitales que evolucionó rápidamente hasta extenderse a otras aplicaciones e industrias.

Blockchain y criptomonedas tienen el poder de revolucionar la industria financiera, siempre y cuando protejan el consumidor y respeten los marcos regulatorios que acompañan estos cambios.

 

6.Auge de los sistemas de identificación biométricos

Con el crecimiento del comercio electrónico y la digitalización de los pagos, la seguridad para usuarios y empresas es un factor fundamental para el correcto funcionamiento del ecosistema. La identificación biométrica se presenta como una alternativa ideal gracias a su capacidad de identificar a los usuarios a través del reconocimiento de rasgos físicos únicos e intransferibles.

Sin embargo, en un mercado como el latinoamericano esto significa un gran reto, debido a la desconfianza de los usuarios, pero al resaltar las fortalezas de estos sistemas es un beneficio general para la seguridad de todo el sector fintech.

 

7.Guerra de Neobancos

Edwin Zácipa explicó que en Colombia, entidades como Nequi, Nubank, Lulo Bank y Rappi Pay tendrán una batalla de mercado muy interesante. Zácipa destacó el proyecto de decreto de la urf para entregar licenciamiento bancario condicionado, lo que “va a llevar a que entren más neobancos al país, más plataformas de crowdfunding. Entonces, con esta nueva regulación se va a propiciar que haya nuevos jugadores”.

Cabe destacar que el segmento de los neobancos se está moviendo en Colombia, no solo por la consolidación de Nequi con 10 millones de clientes y ya operando separado de Bancolombia; por la etapa preoperativa de la operación de Nubank, que superó los 200.000 clientes; la solicitud de Rappi y Davivienda para crear un banco digital con una inversión inicial de USD 50 millones (Rappi Pay); sino porque Lulo Bank, el primer neobanco de Gilex Holdings, de la familia Gilinski, recibió la autorización de operaciones de la Superintendencia Financiera, a través de la Resolución 0542 de 2021.

 

¿QUIÉN ES?

Nuestros Servicios

Latam Fintech Hub
Where Latam Fintech makers get connected.
Where Latam Fintech makers get connected.

CONTENIDOS

LO ÚLTIMO DEL ECOSISTEMA

EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish
Share This